20151126032120-titanic-masones.jpg

 

9:21:18 p.m. 

El Titanic se hundió en el Océano Atlántico en la noche entre el 14 y el 15 de abril de 1912. Una investigación sugiere que masones influyeron en la investigación de las causas del naufragio. 

Sobre el hundimiento del Tilanic no se ha dicho todo. Lo nuevo es que la investigación sobre el naufragio del navío del que se dijo que “ni Dios lo podría hundir”, pudo haber sido influenciada por una sociedad secreta: la masonería. A continuación, la nota que publica el sitio web Ansalatina.com que cita como fuente al Daily Telegraph. 

La historia británica desde 1733 a 1923 podría ser en gran parte reescrita, o al menos vista con otros ojos, si se considera la enorme influencia ejercida por la masonería, a menudo secretamente, pero siempre a los más altos niveles del reino. 

Lo confirman, por si fuera necesario, las listas con unos dos millones de nombres de “hermanos” destinadas a ser publicadas en Ancestry.com, sitio especializado en búsquedas genealógicas, sobre el trasfondo de revelaciones que parecen acreditar, entre otras cosas, el papel clave de la logia para “desviar” la investigación sobre el Titanic. 

No se trata de material difundido por los conspiradores empedernidos, fanáticos de las teorías del complot, sino de papeles de archivo sustraídos finalmente a la oscuridad de algún cajón polvoriento, cuyo contenido fue publicado por el Daily Telegraph, diario del establishment como pocos en Londres. 

Junto a los nombres de masones ya conocidos, de Winston Churchill a Eduardo VIII y Oscar Wilde, la lista incluye al duque de Wellington, el rey Jorge VI, padre de Isabel II, y al científico Alexander Fleming. 

Pero más en general revela la capilar pertenencia a la secta de cientos de personajes poderosos: exponentes de la dinastía real, generales, jueces, altos funcionarios. Una red capaz de cambiar el curso de la historia. Y, según algunos expertos, de empantanar sin demasiados problemas las verdades incómodas sobre el naufragio del Titanic. 

La investigación británica realizada tras el hundimiento de la célebre nave, en el Océano Atlántico en la noche entre el 14 y el 15 de abril de 1912, después de chocar con un iceberg en su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York, y que causó la muerte de mil 517 personas, terminó en la nada. Solo 700 pasajeros sobrevivieron. 

Y, como refiere ahora el Telegraph, entre los principales protagonistas del caso se distinguieron varios miembros de la logia: era masón Lord Mersey, jefe de la comisión que debía establecer la responsabilidad de la compañía naval británica White Star Lane, propietaria del transatlántico. Y lo mismo Sydney Buxton, presidente del British Board of Trade, involucrado en el mismo organismo. 

Precisamente el British Board of Trade habría sido señalado en una investigación paralela del senado estadounidense por haber aprobado un reglamento que permitía a los armadores británicos ahorrar en equipamiento, con un número de botes de salvataje insuficiente para cargar a todos los pasajeros. 

La falta de botes, especialmente para quien viajaba en tercera clase, se reveló más tarde como una de las causas evidentes del elevado número de víctimas del desastre. Sin embargo, la investigación británica se guardó bien de mencionarlo. 

En los listados publicados por Ancestry están además los nombres de no pocos peritos consultados, y el de Lord Pirrie, dueño de los astilleros Harland and Wolff de Belfast, de donde había salido la nave supuestamente “imposible de hundir”. Todos masones, y todos solidarios —según se sospecha— en guardar los secretos más inconfesables. 

Otras voces 

Nic Compton, experto en el tema y autor del libro “Titanic on Trial” (Titanic a juicio) dijo aHistory.com: “La investigación sobre el Titanic en Gran Bretaña fue tildada de encubrimiento, ya que exonera la mayoría de los involucrados. Sólo tres pasajeros fueron entrevistados, y eran todos de primera clase”. 

“Los registros demuestran la amplia participación que los masones han tenido en la sociedad británica”, admite Diane Clements, directora de la Biblioteca y Museo de la Francmasonería, quien señaló que “a medida que la Gran Logia de Inglaterra se acerca a su cumpleaños 300, en 2017, podremos proporcionar el acceso a los detalles de los antiguos miembros”. 

Nota: Masonería o francmasonería es una organización de carácter secreto que reúne a individuos agrupados en entidades conocidas como logias bajo un precepto de fraternidad. La institución se autodefine como filantrópica, filosófica, simbólica y no religiosa, de propiedad iniciática y con la finalidad de impulsar el progreso moral e intelectual de las personas.