20151115025513-trotec.jpg


8:39:39 p.m.

Dondequiera que se utilicen en Cuba cuños o máquinas láser para grabar, cortar y marcar casi todo tipo de materiales, se encuentran de una u otra forma las marcas Trotec y Trodat, líderes mundiales en ambas especialidades.

Afincado en la Isla mediante la firma suiza Agostini, el grupo austriaco Trodat Trotec Holding GmbH tiene una tercera columna vertebral, a partir de la Feria Internacional de La Habana Fihav 2015 (2 al 7 de noviembre).

A la comercialización de máquinas láser y sellos se unirá para los próximos años una mayor profundización de los consumibles. Aunque no son productos nuevos, los también llamados bicapas se emplean cada vez más en cuanto lugar necesita señalética (hoteles, empresas, bancos, aeropuertos).

Según Beat Agostini, representante de Agostini GmbH en Cuba, se proponen ganar fuerza en el mercado antillano a través de la renovación constante de lo que producen.

El directivo señaló que los consumibles no constituyen una novedad, pero se les quiere dar la importancia que merecen porque abren fantásticas oportunidades al mundo gráfico.

Tras fabricar 70 000 cuños personalizados para el Ministerio de Salud Pública en 2002, Trodat mantiene el dominio del 95% de los sellos de autoentintaje en Cuba.

En opinión de Beat Agostini, es un orgullo que los cuños que crea su empresa sean llevados a otras naciones por los médicos cubanos que se desempeñan en misiones de solidaridad.

La máxima autoridad de Agostini en la Isla adelantó recientemente que el 5 de noviembre de 2015 se darán a conocer en Expocuba nuevos cuños personalizados para tres grandes instituciones estatales.

Fihav 2015 servirá, igualmente, para relanzar un producto únicamente fabricado por Trodat: el cuño multicolor, que permite imprimir varios colores al mismo tiempo y otorga mayor seguridad y belleza al sello.

Dueña de alrededor del 80% de las importaciones cubanas de equipos láser, Trotec estrena en esta edición de FIHAV la Speedy 360, máquina flexible que usa a la vez dos fuentes de láser para trabajar madera, metal, etc., uniendo dióxido de carbono y fibra.

De acuerdo con Agostini, si bien la mayoría de las máquinas láser las adquieren entidades estatales, hay algunas funcionando ya en el sector cuentapropista.

Distribuidas en más de 80 países con características ecológicas, las máquinas de Trotec posibilitan la personalización de superficies planas y redondas. Cuentan con una fuente de láser que dura de tres a cinco mil horas, y no exigen tinta, solo la máquina y una superficie para que el láser grabe.

Asimismo aplicada al arte, la tecnología láser de Trotec propone en la XXXIII Feria Internacional de La Habana la impresión de vasos, botellas y otros objetos con la etiqueta Havana Club, como una alternativa para sustituir la costosa importación de esos artículos.

(Fuente: CC)