20151112045940-puncion-lumbar.jpg


10:59:02 p.m.

Paso de gigante para afinar en la detección y pronóstico de los temidos tumores cerebrales. Investigadores del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) de Barcelona, liderados por el doctor Joan Seoane, han logrado demostrar que no es necesario recurrir a la clásica extracción de tejido del tumor, que requiere cirugía y supone en sí ya un riesgo para el paciente, para poder poner apellido a los tumores cerebrales y afinar mejor en el tratamiento.

El grupo de investigadores de Expresión Génica y Cáncer del VHIO, dirigidos por Seoane, ha demostrado, por primera vez, que el análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) puede ser crucial para el pronóstico, tratamiento y monitorización de estos tumores, según publica ABC.

El estudio, publicado en la revista «Nature Communications», revela que las concentraciones de ADN tumoral circulante de los tumores del sistema nervioso central son muy bajas en el plasma, pero muy elevadas en el LCR.

Por este motivo, realizar una biopsia líquida en el LCR, que se obtiene por punción lumbar, es una técnica mucho menos agresiva que las usadas hasta hoy para extraer muestras de tejido cerebral, que son más invasivas y suponen un riesgo más elevado para el paciente.

Este estudio se ha llevado a cabo en parte por una beca que la Asociación Español Contra el Cáncer (AECC) otorgó a Joan Seoane y que ha permitido realizar todos los estudios hasta demostrar la viabilidad de esta idea, que cambiará sin duda el curso del estudio del cáncer y las metástasis cerebrales.

Además, se ha visto que este ADN tumoral circulante también puede facilitar y complementar el diagnóstico de la carcinomatosis leptomeníngea, uno de los tumores de peor pronóstico que se asocia a una supervivencia de entre tres y seis meses.

(Fuente: EPL)