20151016121945-el-embajador-de-china-en-estados-unidos-cui-tiankai-.jpg

 

6:13:13 a.m. 

El embajador chino ante Estados Unidos, Cui Tiankai, afirmó  que la visita del presidente chino, Xi Jinping, al país norteamericano fue un gran éxito, y reclamó a las dos naciones que construyan unas relaciones más fuertes y resistentes. 

Cui hizo estas declaraciones este miércoles cuando se dirigía a la cena de gala del Comité Nacional sobre las Relaciones EEUU-China, una organización líder en Estados Unidos dedicada a promover los lazos entre ambas potencias. 

El embajador destacó que la recién terminada visita de Estado de Xi a EEUU resultó muy exitosa y sirvió para ampliar la cooperación bilateral en muchos campos, además de mejorar la amistad y el entendimiento entre los dos pueblos. 

El mensaje más importante que deja la visita es que China y Estados Unidos deben ser socios que cooperen, no rivales que confronten. La cooperación, más que ninguna otra cosa, es la característica definitoria de las relaciones China-EEUU, aseveró. 

En su discurso, el embajador enfatizó que el mundo está reclamando un nuevo modelo de relaciones internacionales en general, así como un nuevo modelo de relaciones entre China y EEUU en particular. Un modelo, explicó, que no se asiente sobre la dominación, sino sobre la colaboración, y que no se trate una "rivalidad de suma cero", sino de una "cooperación de beneficio mutuo". 

"Este ya no es mundo en el que un único país puede gestionarlo, hacer todas las reglas internacionales, más bien es un mundo en el que todos los países tienen que trabajar juntos para desarrollar las leyes internacionales y mantener y mejorar el orden internacional", argumentó Cui. 

También subrayó que China y Estados Unidos deben continuar centrándose en la cooperación y seguir gestionando las diferencias de una forma constructiva y pragmática, encontrando fórmulas creativas para convertir las diferencias en oportunidades para una cooperación aún mayor. 

"Es especialmente importante que nunca deberíamos permitir que ninguna posible diferencia derive en enfrentamientos y confrontaciones", remarcó.

Más de 500 invitados participaron en el evento. A través de sus respectivos representantes, Xi y su homólogo estadounidense, Barack Obama, enviaron sus saludos a todos los asistentes a la cena de gala y sus mejores deseos para las relaciones China-EEUU. 

(Fuente: SPD/Xinhua)