20150927141724-en-filadelfia-francisco-muj.jpg


8:15:45 a.m.

Arribado a Filadelfia para el encuentro mundial de las familias, el Papa Francisco lanzó un fuerte mensaje a la Iglesia a favor de mayor espacio y responsabilidad a los laicos, y en particular a las mujeres.

Después de los días de Washington y de Nueva York que lo tuvieron en el centro de las cuestiones políticas globales, en su primera cita en la ciudad-símbolo de la Independencia estadounidense, —"que debería hoy cambiar su nombre por Francisville", afirmó el arzobispo Charles Chaput al término de la misa en la Catedral con el clero de Pensilvania—, el Papa Francisco no dudó en afirmar que "el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia rápidamente, exige desde ahora una participación de los laicos mucho más activa".

Para el Papa Bergoglio, "uno de los grandes desafíos de la Iglesia en este momento es hacer crecer en todos los fieles el sentido de responsabilidad personal en la misión de la Iglesia —explicó en su homilía—, hacerla capaz de llevar a cabo tal responsabilidad como discípulos misioneros, como fermento del Evangelio en nuestro mundo".

"Nuestro desafío hoy —reiteró éste término, que evidencia su determinación sobre el tema— es hacer crecer un sentido de colaboración y de responsabilidad compartida en la programación del futuro de nuestras parroquias e instituciones".

Y según Francisco, esto no significa "renunciar a la autoridad espiritual que nos fue conferida", sino que "significa discernir y valorizar con sapiencia los múltiples dones que el Espíritu representa en la Iglesia".

Y "en modo particular", subrayó el Pontífice, significa "estimar la inmensa contribución que las mujeres, laicas y religiosas, dieron y continúan dando a la vida de nuestras comunidades".

El acento puesto sobre el rol de las mujeres, además de los laicos, siguió al homenaje que hace dos días le dio el Papa, en la Catedral de Nueva York, a las monjas norteamericanas ("¿qué sería la Iglesia sin ustedes?").

Un homenaje al cual el Papa le agregó una visita fuera de programa a un convento de monjas, las "Little sister of the poor", famosas porque en el 2013 apelaron ante un juez para denunciar el Obamacare, programa de reforma sanitaria que entre otras cosas introducía la obligación para los empleadores de aplicar la cobertura de seguro sobre los costos de contracepción.

El pedido de Bergoglio, de pedir mayores responsabilidades a mujeres y laicos, se inserta en el proceso de reforma del gobierno de la Iglesia, que en breve bautizará una nueva Congregación Laico-Familia-Vida, donde las mujeres podrán tener cargos de alto nivel.

Aquí en Filadelfia, el Papa está para concluir el Meeting Mundial de Familias, que lo llega derecho a temas del Sínodo de octubre.

Esta noche, frente al Pontífice desfilarán estrellas como Aretha Franklin (canterá "Amazing grace"), Andrea Bocelli, el latinoamericano Juanes, y actores como Mark Wahlberg y Jim Caviezel (el Cristo de "Passion").

(Fuente: ANSA)