20150925120256-exportaciones-en-china.jpg

 

5:56:08 a.m.  

En el primer día de la visita de Xi a EE.UU., el presidente tuvo una agenda muy ocupada: asistir al Foro de Gobernadores de China y Estados Unidos, reunirse con dignatarios políticos locales, participar del banquete de bienvenida y pronunciar un discurso expresando "la actitud de China". 

En su discurso, Xi habló de las relaciones chino-estadounidenses, la lucha contra la corrupción en ultramar, la apertura de China, entre otros temas. Sus palabras han tenido una fuerte repercusión. 

Pueblo en Línea entrevistó a diferentes expertos sobre la intervención del presidente Xi en su primer día de la visita oficial a Estados Unidos. Todos coinciden que el discurso ha revelado múltiples objetivos que se cumplirán durante la visita, por lo que los expertos presagian un diálogo abundante, diverso y profundo entre Xi y Obama. 

¿Pierde el hacha y sospecha de su vecino? China y EE.UU. deben juzgar correctamente las intenciones estratégicas del otro. 

"Hay que atenerse a los hechos, evitando que los rumores se convierten en motivo de conflicto y no sospechar ni malentender al vecino. Tampoco observarse uno a otros con gafas de colores", afirmó Xi Jinping el 22 de septiembre durante el banquete de bienvenida organizado por el gobierno de Seattle, el Estado de Washington y las asociaciones locales de amistad con China, precisando que China y EE.UU. deben conocer correctamente las intenciones estratégicas de las dos partes. 

Wu Xinbo, vicepresidente ejecutivo de Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad de Fudan, considera que las palabras de Xi están dirigidas a un grupo de personas. "En los últimos años, hay estadounidenses que han hecho una interpretación distorsionada de las intenciones y las estrategias chinas. 

Tal pareciera que sospechan que China va a desafiar el orden internacional existente para reinventar el suyo propio. Incluso han malinterpretado algunos de los discursos de los líderes chinos. Estas especulaciones negativas, a menudo afectan las políticas de Estados Unidos hacia China. Y deviene en círculo vicioso negativo en las relaciones entre China y EE.UU. " 

Su Ge, presidente del Instituto de Estudios de Asuntos Internacionales de China señaló que esta visita de Xi Jinping a EE.UU, utilizando la comunicación, el diálogo al más alto nivel y revisando el estado de la relación basado en los hechos y realidades, contribuirá a fomentar la confianza mutua entre China y EE.UU. 

La lucha contra la corrupción fuera de las fronteras de China será un tema importante durante la reunión entre Xi y Obama. 

Xi Jinping destacó en su discurso que China continuará promoviendo la lucha contra la corrupción, y que está dispuesta a trabajar activamente, junto con la comunidad internacional, en la lucha contra la corrupción y la persecución de los fugitivos. El pueblo chino quiere conseguir el apoyo y la cooperación de EE.UU. en este sentido para que los corruptos no permanezcan a salvo en el extranjero. 

Su Ge considera que el discurso de Xi Jinping sobre la lucha contra la corrupción en el extranjero promueve la idea de una acción combinada, nacional y internacional. "En un principio, la lucha contra la corrupción era un asunto doméstico, pero dentro del contexto de la globalización, aparecen nuevas características de la lucha anticorrupción, es decir, los corruptos que se refugiaron en países extranjeros. Por lo tanto, la lucha contra la corrupción se ha convertido en una tarea común para todos los países que respetan y se adhieren al Estado de Derecho. 

Wu Xinbo también señaló que los Estados Unidos es uno de los 3 destinos extranjeros donde se refugian los funcionarios corruptos chinos, después de haber transferido y escondido allí una enorme cantidad de dinero. Por eso, para promover la lucha contra la corrupción, la cooperación con los Estados Unidos es muy importante. 

Aún no se ha firmado ningún acuerdo de extradición. Esto frena y obstaculiza la lucha anticorrupción en el extranjero. Por lo tanto, el presidente Xi se ha referido este tema en particular, indicando que la manera de China luchar contra los corruptos refugiados en el extranjero podría convertirse en un tema muy importante durante el encuentro entre Xi y Obama. 

China siempre da la bienvenida a las inversiones multinacionales.

"China nunca cerrará la puerta que está abierta. Vamos a proteger los legítimos derechos e intereses de los inversores extranjeros para crear un entorno administrativo abierto, un ambiente legal y políticamente transparente y eficiente; además de un mercado competitivo y leal", destacó Xi en su discurso del 22 de septiembre durante el banquete de bienvenida.

Su Ge, presidente del Instituto de Estudios de Asuntos Internacionales de China, distingue que "el presidente Xi expresó con franqueza y confianza que la reforma y apertura es nuestra política nacional básica.

En condiciones de economía de mercado, damos la bienvenida a las empresas multinacionales a invertir en China, bajo los principios de justicia, equidad y flexibilidad. En China vamos a proteger sus legítimos derechos e intereses".

Wu Xinbo también aseveró que en las palabras de Xi se evidencia que el ajuste de la política de inversión de China no sólo es para beneficio de las compañías estadounidenses, sino que se aplica para todas las empresas de capital extranjero, con el fin de crear un entorno de mercado más justo y más transparente. Aunque China seguirá dando la bienvenida a las empresas estadounidenses que quieran invertir en el país.

(Fuente: Pueblo en Línea)