20150815133445-kerry-en-la-casa-de-hemingw.jpg

 

7:29:08 a.m. 

Antes de tomar el avión que lo retornó a Washington, el funcionario visitó este viernes la casa en que vivió durante 20 años el escritor estadounidense Ernest Hemingway, ubicada en la localidad de San Francisco de Paula, a las afueras de La Habana. 

Kerry, dijo a CNN que espera regresar a Cuba el año próximo a fin de dar un seguimiento a los temas bilaterales de la agenda entre los dos países. 

En esta casa, un centro de peregrinaje obligado para los estadounidenses que visitan la Isla, Hemingway escribió su clásico El viejo y el mar, y conoció en 1954 la noticia de que había sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura. 

Kerry encabezó este viernes la ceremonia simbólica de reapertura de la embajada de Estados Unidos en Cuba, en la que por primera vez en 54 años se izó la bandera estadounidense que marca el restablecimiento de relaciones diplomáticas. 

El funcionario mantuvo posteriormente una reunión a puerta cerrada con su contraparte, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, con quien acordó crear una comisión bilateral para abordar los temas coyunturales entre los dos países. 

“Tuvimos una conversación muy directa sobre derechos humano, ellos están listos para comprometerse en estos temas, veamos qué clase de progresos se pueden hacer”, señaló Kerry a la CNN. 

Consideró que no son suficientes para ver cambios los ochos meses transcurridos desde que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama acordaron iniciar el proceso de normalización de relaciones. 

“Debemos darle a esto un momento, si ellos (el gobierno cubano) retan a sus propios ciudadanos en el tema de derechos humanos, van a oírnos fuerte y claramente enfrentarlos al respecto”, dijo. 

En la conferencia de prensa de esta tarde, el Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla también habló claro al asegurar que ambos países “tenemos profundas diferencias” sobre Derechos Humanos. 

Dijo que la Isla tiene preocupaciones sobre el récord de EEUU en tal materia: “No es Cuba un lugar donde hay hechos de discriminación racial o brutalidad policial o se produzcan muertes en hechos relacionados con estos temas. Ni está bajo la jurisdicción cubana el territorio donde se tortura o se sostiene a personas en un limbo jurídico”, refiriéndose a la actuación del gobierno estadounidense en la ilegal Base Naval de Guantánamo. 

(Fuente: Cubadebate)