20150523025649-sina-habana2-claudia-camps.jpg


8:50:48 p.m.

Los equipos negociadores de Cuba y Estados Unidos continuaron avanzando durante jueves y viernes en las conversaciones tendientes a la restauración de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas en ambas capitales, pero nuevamente han informado que harán falta más contactos —no necesariamente rondas— en el camino a dar ese primer paso en la normalización bilateral.

Este viernes en Washington, luego de finalizar la segunda jornada de esta ronda de conversaciones, la directora general de EE.UU. en la cancillería cubana y jefa del equipo cubano, Josefina Vidal Ferreiro, leyó un comunicado del MINREX* sobre la reunión y a continuación respondió preguntas de la prensa.

Precisó que entre la pasada ronda y esta de mayo en Washington las partes han desarrollado encuentros técnicos sobre temas como aviación civil, tráfico de personas, derechos humanos, fraude migratorio, áreas marinas protegidas e hidrografía y cartas marinas. Están previstos, además, intercambios en las áreas de salud (específicamente sobre enfermedades infecciosas) y un diálogo sobre temas de aplicación y cumplimiento de la ley.

Vidal Ferreiro subrayó que ambas delegaciones acordaron seguir intercambiando opiniones sobre temas relativos a “la apertura y funcionamiento de embajadas”, y adelantó que los contactos “continuarán en próximas semanas”, luego de que durante jueves y viernes intercambiaran “opiniones sobre los pasos a seguir para abrir embajadas y la conducta de los diplomáticos”.

Su interlocutora, la secretaria adjunta para América Latina en el Departamento de Estado, Roberta Jacobson, comenzó señalando que el proceso de conversaciones iniciado en enero “no ha sido una tarea fácil, dada nuestra complicada historia”, y destacó que esta última reunión ha sido “altamente productiva”.

“Nos acercamos cada vez más al restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas, los primeros pasos de un largo proceso hacia la normalización”, dijo, y se mostró “optimista pero a la vez realista sobre las dificultades del proceso, 54 años que debemos superar”.

“Cada vez que nos hemos reunido hemos hecho progresos”, continuó, y agregó que “sigo optimista de que lo lograremos”.

La jefa de la diplomacia estadounidense para América Latina indicó que “desde el inicio hemos adoptado como base para las conversaciones la Convención de Viena… Avanzamos pero seguimos conversando sobre el funcionamiento y operaciones de embajadas”.

A una pregunta sobre el funcionamiento de la futura embajada de EE.UU. en La Habana, dijo que “esperamos que opere dentro del rango en que lo hacen las ubicadas en otros países. Tenemos confianza en que cuando lleguemos a un acuerdo nuestra embajada podrá operar en una forma en que nuestros funcionarios puedan hacer su trabajo”.

En cuanto a una próxima ronda, Jacobson dijo que “no sé si hará falta una nueva ronda”, y dijo confiar en que los equipos de las respectivas oficinas de Intereses y sus responsables puedan hacer el trabajo cabalmente.

Quizá sea ese el detalle más significativo de la rueda de prensa, pues podría ser un indicativo de que no queda mucho por negociar antes del restablecimiento de relaciones y la reapertura de embajadas.

Esta semana se conoció que, luego de más de un año sin servicios bancarios para su sede diplomática en EEUU, Cuba había llegado a un acuerdo con un banco de la Florida que asumirá esas funciones. Stonegate Bank cuenta con 21 sucursales en la península, fue fundado en 2005 y según fuentes de prensa tiene activos por 2 260 millones de dólares.

Entretanto, el próximo 29 de mayo debe hacerse oficial el retiro de Cuba de la Lista de estados patrocinadores del terrorismo, en la que el gobierno norteamericano le incluía desde 1982, y que ha sido mencionada como un obstáculo para el restablecimiento de relaciones.

La ronda recién concluida en Washington es la primera sobre el tema desde el encuentro entre Raúl Castro y Barack Obama en Panamá el pasado mes de abril, y la cuarta celebrada hasta el momento, luego de una primera en La Habana el 22 de enero, una segunda en Washington el 27 de febrero y otra el 16 de marzo en la capital cubana, aunque de esta última el Minrex ha señalado que se trató de una reunión de seguimiento de las anteriores.

Posteriormente, a fines de marzo tuvo lugar en Washington una ronda de pláticas centrada en los derechos humanos que transcurrió, de acuerdo con declaraciones de la representante permanente cubana ante los organismos de la ONU en Ginebra, Anayansi Rodríguez, “en un clima de profesionalidad y respeto, sobre bases recíprocas, sin discriminación de ningún tipo”.

En esa reunión, precisó la funcionaria, se abordaron “las bases metodológicas para eventuales rondas futuras de conversaciones y discusiones sobre temas de derechos humanos entre ambos países”, así como “algunos temas sustantivos” que serían de interés de ambas partes de cara a esos encuentros.

En el encuentro en Panamá durante la Cumbre de las Américas, Obama afirmó que “esperamos que nuestros diplomáticos tengan contacto con mayor regularidad. La tarea va ser seguir normalizando nuestra diplomacia, al punto de abrir una embajada en La Habana y los cubanos una en Washington”.

“Tenemos muchas diferencias y una historia compleja, pero estamos dispuestos a avanzar en las reuniones para establecer relaciones diplomáticas”, dijo por su parte el mandatario cubano. “Lo fundamental es que estamos dispuestos a discutir de todo, incluso sobre derechos humanos y libertad de prensa. De esas y de otras cuestiones, de Cuba y también de Estados Unidos”.

“Podemos hablar de todo con paciencia (…) Esperamos que nuestros más cercanos colaboradores sepan cumplir las instrucciones de los dos presidentes”, añadió Raúl.

* COMUNICADO DE PRENSA DE LA DELEGACIÓN CUBANA A LA TERCERA RONDA DE CONVERSACIONES SOBRE EL RESTABLECIMIENTO DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON ESTADOS UNIDOS. WASHINGTON, 22 DE MAYO DE 2015.

Los días 21 y 22 de mayo de 2015, tuvo lugar, en Washington, la tercera ronda de conversaciones entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de Embajadas.
 
La delegación cubana estuvo presidida por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro, y la estadounidense por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta S. Jacobson. 
 
Los representantes cubanos reconocieron la justa decisión del presidente Obama de excluir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, en la que nunca debió haber estado. 
 
Estas conversaciones se desarrollaron después de que el gobierno de EE.UU., en cumplimiento de sus obligaciones jurídicas internacionales recogidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, concedió una licencia a un banco para reanudar los servicios bancarios a la Sección de Intereses de Cuba en Washington, en las condiciones del bloqueo financiero en vigor. 
 
Ambas delegaciones acordaron continuar los intercambios sobre aspectos relativos al funcionamiento de las misiones diplomáticas.
 
Durante la ronda, la delegación cubana ratificó su voluntad de abordar temas sustantivos de la agenda bilateral, entre otros, el cese del bloqueo, que permitan avanzar hacia la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos sobre bases de respeto, igualdad soberana y reciprocidad, una vez restablecidas las relaciones diplomáticas. 
 
La reunión se desarrolló en un clima respetuoso y profesional. 

(Fuente: CC /Minrex-Cuba)