20150504124821-embajdor-ruso-cuba.jpg


6:37:5 a.m.

Entrevista exclusiva con el Embajador de la Federación de Rusia en La Habana, Mijaíl Kaminin. 

A cinco décadas y media del restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, Cuba y Rusia vuelven a estar de luna de miel, tras superar un período de crisis que casi las lleva al divorcio.

Sobre el relanzamiento de esta asociación estratégica entre ambos países, Sputnik Nóvosti conversó con una de las personas que más ha trabajado por reconstruir lo mejor de esos vínculos, el Embajador de la Federación de Rusia en La Habana, Mikjaíl Kaminin.

"En vísperas del 55 aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas (el próximo 8 de mayo) puedo constatar que la interacción entre nuestros países se encuentra en uno de sus mejores momentos, tanto en la ámbito político, parlamentario, económico y cultural", declaró el embajador.

“Tenemos un montón de páginas brillantes de la historia común, aunque reconocemos que ha habido periodos difíciles pero así es la vida. Lo más importante es que hoy día otra vez estamos juntos, defendiendo los mismos valores, recordando lo mejor de nuestra larga amistad y estamos seguros q el día de mañana nuestra cooperación pasará a un nivel más alto, desarrollando relaciones estratégicas”.

¿Cuáles son los principales proyectos concretos que se llevará a cabo por parte de Rusia en Cuba?

—La comisión mixta ruso- cubana para la cooperación económica, comercial y de inversiones ha sesionado recientemente en Kazán, con gran éxito e importantes resultados para ampliar nuestras relaciones en la esfera material.

“Es importante destacar que muchos proyectos están vinculados con la modernización de aquellos equipos y plantas que fueron construidos por la URSS en Cuba.

“Un proyecto de gran escala es el vinculado con la construcción en Cuba de cuatro bloques energéticos de 200 megabytes cada uno, para las centrales eléctricas de Mariel y Santa Cruz del Norte. Esto será un hecho importante que servirá de base para el desarrollo económico del país. 

“Tenemos grandes proyectos vinculados con la aviación civil. Cuba es el primer país en el mundo por número de aviones modernos importados de Rusia. Cubana de Aviación tiene muchos aviones de este tipo y hay planes Varias empresas rusas participan en los trabajos de modernización de los ferrocarriles cubanos también.

“Los empresarios rusos están interesados en establecer negocios en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), tenemos varios proyectos conjuntos y tendremos algunos nuevos en la esfera biofarmacéutica”.

—Se acerca también el aniversario 70 de la Victoria sobre el nazismo ¿qué importancia concede usted a esa celebración en Cuba?

—A pesar de que pasaron 70 años, el mundo sigue turbulento y aparecen fuerzas que quieren reescribir la historia a fin de minimizar el papel decisivo de la URSS en la derrota de la Alemania nazi, quieren olvidar las vidas de 28 millones de soviéticos que se sacrificaron para obtener esta victoria. Tenemos que celebrar este Día de la Victoria para traer la verdad a las nuevas generaciones y demostrar la peligrosidad del nazismo, por desgracia somos testigos del renacer del fascismo en algunos países europeos, con el apoyo incluso de algunos círculos gubernamentales.

“En Cuba vamos a celebrar a lo grande pues compartimos la misma visión de aquellos tristes periodos y estamos juntos defendiendo los mismos valores y en la lucha contra los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial. Estamos haciendo cosas que ayudan a mantener la paz y hacer del mundo un lugar más seguro”.

—¿Cómo valora usted el futuro de los vínculos entre Cuba y Rusia, en el nuevo escenario de la normalización de relaciones con Estados Unidos?

—Rusia está a favor de la normalización, es una palpable muestra de la victoria cubana, que durante tantos años defendió sus ideales en una situación complicada por el bloqueo. Estoy seguro que lograremos el levantamiento del bloqueo y siempre estaremos con el pueblo cubano.

“Los Estados Unidos siguen pensando que son los únicos que pueden dictar reglas en el mundo y es un error. Basta recordar la Cumbre de las Américas, otro gran triunfo de los pueblos latinoamericanos, que obligaron a EEUU a cambiar su posición y aceptar la participación de Cuba.

“Por nuestra parte, entendemos la responsabilidad de nuestros países con la paz universal y Rusia está abierta a conversar con EEUU todos los temas y buscar el entendimiento, podemos decir que la pelota está del lado norteamericano.

“El principio de nuestra cooperación con Cuba y otros países, incluidos los BRICS, es el respeto del derecho internacional, con el papel rector de la ONU. Rusos y cubanos podemos y debemos contribuir a ese mundo multipolar”.

(Fuente : MSN)