20150416134217-lesiones-heberprot.jpg

 

7:31:58 a.m. 

El creciente reconocimiento y prestigio internacional del medicamento cubano Heberprot-P, para el tratamiento de las úlceras de pie diabético, y con ello la disminución del riesgo de amputación en las extremidades, fue destacado en esta ciudad por el doctor Jorge Berlanga Acosta.

Tras su conferencia inaugural del XVI Taller Nacional del Programa de Atención Integral al Paciente Diabético (Paipupd) Uso del He­ber­prot-P, el padre de este producto único de su tipo en el mundo, transmitió esa consideración reafirmada con la reciente participación en un evento sobre la temática en los Estados Unidos.

Invitado a exponer la experiencia en la Con­ferencia Global de Pie Diabético en Holly­wood, Los Ángeles; Berlanga Acosta se­ñaló que reconocidos científicos, especialistas y pro­­fe­sores de esa nación, mostraron marcado interés por el impacto del programa que en Cuba se extiende ya tanto a la atención primaria como secundaria.

“Creo que existe una masa crítica de profesionales, de clínicos y cirujanos en pie —apuntó—, que están deseosos de probar el medicamento cubano, pues evidentemente lo reconocen como una alternativa posible para reducir el índice de amputaciones que esta complicación de la diabetes mellitus posee en los Estados Unidos”.

Dedicada al intercambio de experiencias, la actualización del desempeño del programa y al balance de sus principales indicadores en Cuba y el resto del mundo, la cita auspiciada por el Ministerio de Salud Pública y el Centro de Ingeniería Genética (CIGB), reúne a médicos y especialistas de todo el país.

Según valoración del máster Osvaldo Re­yes Acosta, coordinador ejecutivo del Paipupd (CIGB), como resultado del sistema y pesquizaje del paciente con pie diabético, en Cuba aparecen más de 18 000 nuevos casos anualmente, y entre los que presentan riesgos de úlceras complejas son atendidos 10 000 con el Heber­prot-P.

Durante los siete años del programa, aseveró, se han tratado con el medicamento más de 38 000 casos.

Registrado ya en 26 países, en los cuales se ha aplicado a más de 160 000 personas, el Heberprot-P trasciende más cada día atendiendo a que según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes mellitus afecta hoy a unos 200 millones de personas en el mundo, cifra que para el 2030 podría alcanzar los 366 millones.

(Fuente: Granma)