20150404022537-papa-colombia.jpg


8:17:49 p.m.


Su santidad invitó al pueblo colombiano a sentir la iglesia como "un hospital de campo" donde podrán "hallar sanación y la oportunidad de recuperar la dignidad perdida y arrebatada" con la intención de no reproducir nuevamente cadenas de violencia que han hecho daño a las víctimas del conflicto armado.

El Papa Francisco envió una carta al pueblo colombiano en la que pide que se edifique la paz desde las víctimas del conflicto armado que lleva más de medio siglo en Colombia, informó el presidente Juan Manuel Santos vía Twitter.

La carta fue transmitida por el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin. Mediante la misiva el Papa Francisco expone que “la construcción de la paz es un proceso complejo, que no se agota en espacios o en planes de corta duración”, indicando que se debe “cimentar la paz desde las víctimas, con un compromiso permanente para que se restaure su dignidad, se reconozca, su dolor y se repare el daño sufrido”.

Su Santidad invita al Gobierno de Santos a seguir trabajando “en favor de la justicia, de la fraternidad, de la solidaridad, del diálogo y del entendimiento” agregando además que se debe “luchar sin descanso contra toda forma de injusticia, de iniquidad, de corrupción, de exclusión, males que destruyen la vida misma de la sociedad”.

En la misiva el Papa manifiesta gran afecto, solidaridad y cercanía con las personas que han padecido las consecuencias del conflicto armado en todas sus expresiones, el cual ha dejado hasta la fecha unos 6,8 millones de víctimas, además de registrar alrededor de 230 mil muertos. “Hay que forjar la paz desde quienes viven la marginalidad y la pobreza extrema, desde quienes no son incluidos en la sociedad”, exhortó el Papa Francisco.

Añadió que se debe edificar una paz estable desde la familia y el hogar, del cual nacen los valores a la sociedad, exhortando a trabajar por sanar las relaciones familiares, afectadas por la violencia. Incitó además al Gobierno de Santos a seguir comprometido “con los desplazados, con los sobrevivientes de las minas antipersonales, con quienes han sufrido el despojo de sus bienes, con los secuestrados, con todas las personas que han padecido de diversas formas” además llama a “no perder el ánimo y la esperanza ante las dificultades” por lo cual expresa que se debe seguir trabajando “por la verdad y por las garantías de no repetición”.

El Santo Padre transmitió estas reflexiones en vísperas de Semana Santa al arzobispo de la ciudad de Tunja (Colombia) y el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Monseñor Luis Augusto Castro para que su mensaje fuese entregado al pueblo colombiano, allí mismo señaló sus intensiones de visitar Colombia pronto, en algunos de sus viajes a América Latina, pero aún el vaticano no ha concretado tal fecha. En

(Fuente: teleSURtv.net)