20150402212229-4f5a0e32519a0-292-.jpg

 

3:18:30 p.m. 

Un 2 de abril, pero hace 33 años, inició el conflicto bélico por la soberanía de las Islas Malvinas, que tuvo su punto de partida el 3 de enero de 1833, cuando el Reino Unido ocupó ilegalmente ese territorio y desalojó a las autoridades argentinas impidiendo su regreso. 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1960 calificó la ocupación como un caso colonial especial e instó a Gran Bretaña a poner fin al colonialismo. Por su parte, en 1977 Gran Bretaña decide no concertar por la soberanía y organiza la “defensa” de las islas. 

A partir de 1981, el Gobierno de Argentina emite varias propuestas para negociar el tema de la soberanía, pero Gran Bretaña no accede. Inicio del conflicto bélico Los constantes desacuerdos entre Argentina y Gran Bretaña dan origen a un conflicto armado que inició el 2 de abril de 1982 cuando las fuerzas argentinas desembarcaron en las islas durante 74 días. 

No obstante, el 14 de junio de ese año los ingleses volvieron a usurpar las islas. Lea también Malvinas: un enclave colonial en América Latina Esta ocupación justificó la instalación de una base de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el Atlántico Sur. 

A finales de 1998, la cancillería argentina pidió a las Naciones Unidas participar como mediador entre Londres y Buenos Aires. Desde entonces Argentina ha buscado por medios pacíficos recuperar las islas tomando en consideración los principios del Derecho Internacional. 

Pese a la permanente voluntad de diálogo por parte del Gobierno argentino, el Reino Unido no ha tomado en cuenta el llamado de la comunidad internacional para reanudar las negociaciones de la soberanía.    

(Fuente: teleSURtv.net)