20150401230333-bienal.jpg


4:51:07 p.m.

La XIX Bienal Internacional de Humorismo en Cuba convoca a una reflexión en torno al tema “¿Juegos de guerra?” para llamar más la atención sobre sus consecuencias y la necesidad de evitar cualquier conflicto bélico. El pintor cubano Reinerio Tamayo aboga porque la guerra sea penada por la ley y un día ya no exista.

“Esa es mi esperanza para dejarle a los más pequeños un mundo mejor”, comentó el también presidente del jurado de la  XIX Bienal Internacional de Humorismo que se celebrará en Cuba del próximo 5 al 8 de abril con la participación de creadores de 23 países.   

La Habana y la aledaña provincia de Artemisa serán las sedes del encuentro entre artistas cubanos y extranjeros, propiciados por el Círculo de Humoristas e Historietistas de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y el Museo del Humor de San Antonio de los Baños.   

A propósito del llamado a defender la paz y de la coincidencia de la Bienal con la VII Cumbre de las Américas, los organizadores del certamen gráfico declararán La Habana y San Antonio de los Baños como zonas de paz, a fin de hacer visible la mayor necesidad del mundo en estos momentos. 

Según Tamayo, el tribunal recibió obras de artistas de 33 países y dejó en concurso 23, para un total de 93 autores que incursionaron en los géneros  Humor General, Sátira Política, Historieta Humorística, Caricatura Personal y Fotografía Humorística.   

Los países más representados serán Cuba, China y Uzbekistán. A ellos se suman Alemania, Argentina, Colombia, Egipto, España, Puerto Rico, República Dominicana, Rusia, Siria, Ucrania, Polonia, República Checa, Estonia, Francia, Italia y Perú, entre otros.   

Además, el jurado internacional del certamen concederá el Premio online Tomy, a piezas enviadas por correo electrónico y las obras seleccionadas por el tribunal se expondrán en el XIX Salón Internacional de Humorismo Gráfico, donde los participantes intercambiarán experiencias, reflexionarán sobre el papel del humor en el siglo XXI y explicarán sus obras.   

El tribunal de la XIX Bienal está integrado por la dibujante y caricaturista argentina Marlene Pohle, el portugués Carlos Brito, los mexicanos Víctor Enmanuel Vélez y Jorge Flores, el egipcio Mohamed Effat y el cubano Tamayo como presidente.   

De acuerdo con ese pintor y caricaturista, los temas más abordados por los creadores fueron la paz, la no violencia, la inocencia de la niñez en medio de una guerra y la defensa a la naturaleza. Como algo novedoso de esta edición, destacó que por primera vez los humoristas reflejaron el mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.   

Desde la inauguración de la Bienal, en el Centro Provincial de Artes Visuales Eduardo Abela, el público asistente podrá votar para definir un Premio de la Popularidad.   

El evento abrirá espacios para exposiciones, conferencias, desfiles populares, conciertos de música y un ciclo de cine en comunidades rurales.    Tres días antes del inicio, el 2 de abril, artistas participantes de la Bienal asistirán a la premiación del Concurso ¡Abajo la guerra, arriba la paz! Y el taller del Festival Infantil Audiovisual “La espiral”, con animados realizados por niños de más de 20 países junto al Círculo de Humoristas e Historietistas y la Editorial Pablo de la Torriente, en la escuela Arturo Montori, del Vedado, en la capital cubana.    

Según la vicepresidenta de la Upec y presidenta del Comité organizador de la Bienal, Bárbara Doval, este evento permite a los profesionales interactuar, conocer modos de hacer en el mundo y posibilita el diálogo generacional.

(Fuente: CND)