20150330130557-caja-negra.jpg


6:59:33 a.m.

El copiloto decidió voluntariamente destruir el avión, según la Fiscalía. Andreas G. Lubitz se encerró solo en la cabina e hizo descender el avión. ¿Cuál es el procedimiento para entrar en cabina?, ¿se revisará el protocolo? 

A más de 1.500 metros de altitud, en los Alpes de Alta Provenza, están esparcidos los restos del Airbus A320 estrellado este martes con 150 personas a bordo. El vuelo 4U 9535 de Germanwings despegó de Barcelona a las 10.01 rumbo a Düsseldorf pero nunca llegó a su destino. Según el audio de la caja negra, el copiloto de la aeronave se encerró en la cabina y de forma voluntaria accionó el botón de descenso.  La Fiscalía de Düsseldorf ha confirmado que el día del accidente estaba de baja pero lo ocultó. Este giro trágico de la investigación despeja algunas incógnitas, pero abre nuevos interrogantes.

Este es la reconstrucción del accidente del Airbus A320. Y las preguntas que nos hacemos:

10:01 Despegue del aeropuerto de El Prat, Barcelona

Durante los primeros 20 minutos, el comandante y el copiloto intercambian un diálogo normal. Hasta que repasan el resumen del aterrizaje en Düsseldorf. Entonces Andreas Lubitz empieza a dar respuestas "breves y lacónicas".

10.30 La Torre de Provenza confirma con el avión todos los datos y ruta, altura de crucero estimada en 38.000 pies. El comandante pide al copiloto que asuma los mandos y sale de la cabina para ir al baño.

10.31 la Torre ve que el avión empieza a perder altura a uno 3.500 pies por minuto. Tratan de hablar con él. No hay respuesta. El copiloto ha accionado voluntariamente el botón de descenso de altitud.

El comandante intenta entrar en la cabina. Primero pulsando el código numérico de autorización normal. Al no obtener respuesta, intenta con el código de emergencia pero desde la cabina se le deniega la entrada. Continúa llamando cada vez con más fuerza. Intenta derribar la puerta sin obtener en ningún momento respuesta de su compañero.

10.35 Los operadores realizan la segunda llamada y siguen sin obtener respuesta. Lanzan el sistema de advertencia DETRESFA Distress Phase.

10.36 Tercer intento de hablar con el avión, esta vez por la Frecuencia Internacional de Emergencia. No responde.

Los pasajeros se dan cuenta de lo que ocurre. El audio de la caja negra registra los primeros gritos de las víctimas

10.41 Último registro del radar a 6.200 pies. Instantes después el avión se estrella

1. ¿Cómo es el avión?

El avión siniestrado, un Airbus A320 operado por la aerolínea alemana Germanwings, tenía casi 25 años, contaba con 58.300 horas de vuelo y 46.700 vuelos operados. Tiene capacidad para 150 pasajeros y autonomía para 3.300 millas náuticas (6.150 kilómetros). Es el avión bandera del fabricante aeronáutico europeo Airbus. El segundo avión más vendido del mundo, solo superado por el Boeing 737 estadounidense.

"Es un avión muy seguro. Que tenga casi 25 años no es ningún problema si ha pasado todas las revisiones establecidas. Los aviones comerciales no suelen superar los 30 años en vuelo por cuestiones económicas, porque con esos años se dispara el gasto de combustible, no por razones de seguridad", señala en TVE Francisco Cruz, piloto y experto en investigación de accidentes.

2. ¿Quiénes son los pilotos?

El comandante tenía diez años de experiencia en Lufthansa y desde mayo de 2014 trabajaba en Germanwings. Anteriormente había volado para la aerolínea Condor. Contaba con más de 6.000 horas de vuelo, la mayor parte de ellas con Airbus. No se ha revelado su identidad.

El copiloto, Andreas G. Lubitz, de 27 años y nacionalidad alemana, tenía una experiencia de 630 horas de vuelo. Según ha señalado a TVE el presidente del club privado en el que consiguió su primera licencia de vuelo, estuvo tres años formándose en Estados Unidos. Con todo, su formación para la aviación comercial en Lufthansa se inició en 2008. Al principió trabajó como auxiliar y, aunque suspendió su entrenamiento durante varios meses, lo retomó y pasó todos los tests. Había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013. Su actitud "era impecable", ha dicho el presidente de la compañía Carsten Spohr, profundamente "consternado".

3. ¿Por qué Andreas Lubitz estrelló el avión?

Para la Fiscalía de Marsella no hay dudas de que fue un acto deliberado. "Sólo puedo decir que voluntariamente permitió la pérdida de altitud del avión y no tenía ninguna razón para hacerlo, y tampoco tenía razones para no permitir al comandante la entrada en cabina", destacó el fiscal Brice Robin. No pudo accionar accidentalmente el botón de descenso porque, ha dicho, es un botón que se gira, no que se pulsa. 

Los investigadores han descartado motivos terroristas, políticos o religiosos.

La Fiscalía de Düsseldorf ha revelado que Lubitz tenía un certificado médico de baja por enfermedad, que había roto y ocultado a la empresa, así como otros documentos que demuestran que estaba en tratamiento. No ha explicado la naturaleza de la enfermedad, pero según informa el diario alemán Bild, recibió tratamiento psiquiátrico por un "grave episodio depresivo" hace seis años.

4. ¿Cuál es el procedimiento para entrar en cabina?

Desde los atentados del 11-S, en los que varios terroristas suicidas lograron hacerse con los mandos de cuatro aviones que estrellaron contra las Torres Gemelas o el Pentágono, los protocolos de seguridad se actualizaron y se impuso un doble mecanismo de bloqueo de la cabina para accesos indeseados. "Se blindaron de tal forma que incluso armas de calibre pequeño no logran abrir esas puertas", ha explicado el presidente de Lufthansa.

El mecanismo es el siguiente. El procedimiento normal: para entrar a la cabina hay que hacer sonar un timbre. El comandante o el copiloto verifican con una cámara instalada quién quiere entrar y accionan un interruptor para abrir la puerta. El procedimiento de emergencia: si se hacen varias llamadas y en la cabina no contestan al código de aviso, se puede introducir un código de emergencia y a los 30 segundos se abre la puerta automáticamente. Algo que se hizo pensando en que la persona en cabina pudiera sufrir una indisposición. Pero si desde dentro se bloquea ese código de emergencia, no hay manera de entrar.

Esto es lo que ocurrió el pasado martes. Tras dejar el mando al copiloto y ausentarse de la cabina por necesidades fisiológicas, el comandante utilizó el procedimiento habitual para entrar en la cabina. No obtuvo autorización para entrar. Activó el código de emergencia y el piloto le bloqueó la entrada. Intentó derribar la puerta, pero no tuvo éxito.

5. ¿Cuánto descendió el avión y a qué velocidad?

A los 30 minutos de despegar, el avión cogió altura de crucero, 31.000 pies, unos 9.500 metros. Fue la hora del último contacto con la torre de control. Sólo mantuvo esa altitud un minuto. A las 10.31 empezó a descender de forma brusca: 2.500 pies –unos 800 metros– por minuto. Y siguió descendiendo durante diez minutos hasta estrellarse. La última posición registrada por los radares es a las 10.41, a unos 6.000 pies, unos 1.800 metros, una altitud que coincide con el lugar donde han sido hallados los restos del avión. 

6. ¿Se van a cambiar los protocolos?

El presidente de Lufthansa ha anunciado que revisarán sus normas de procedimiento. Por ejemplo, incluir que cuando uno de los pilotos sale de la cabina, un miembro de la tripulación entre a relevarle, algo que ya hacen otras compañías. También examinará un nuevo mecanismo que permita abrir la puerta desde el exterior sin poner en perjuicio la seguridad.

Desde este jueves, tres compañías han anunciado que obligarán a mantener en todo momento a dos personas en la cabina del avión: la británica EasyJet, la noruega Air Shuttley la canadiense Air Transat.

7. ¿Dónde está la segunda caja negra?

Hasta ahora sólo se ha recuperado una caja negra. La que ha permitido extraer el archivo de audio con los sonidos y voces de la cabina. De la segunda caja negra -la que registra parámetros como la velocidad, la altitud o la trayectoria- sólo se ha recuperado la carcasa. Su hallazgo es fundamental para terminar de componer el puzzle de la tragedia.

8. ¿Por qué no se ha publicado la lista de pasajeros?

Un día después de la tragedia, Germanwings no ha difundido la lista de pasajeros. Es más, ni siquiera se han publicado las nacionalidades de las víctimas, y los datos aportados son contradictorios. El Gobierno ha confirmado que se ha identificado a 50 víctimas con nacionalidad española y a otra con una residencia de más de 20 años en España.

Según el protocolo comunitario, en caso de accidente, es la compañía aérea la responsable de comunicar la lista de pasajeros, primero a los familiares de las víctimas. El retraso en hacerlo se puede deber a que no hayan podido contactar con algunos de los familiares.

(Fuente: rtve)