20150218005410-54-serie-nacional-beisbol.jpg

 

6:51:53 p.m.

A falta de 24 jornadas para el cierre de la segunda fase del campeonato cubano de béisbol, la lucha por acceder a la postemporada ofrece señales de dramatismo con tres equipos empatados en el cuarto escaño de la tabla de posiciones.

El vigente monarca Pinar del Río, junto a los seleccionados de Ciego de Ávila e Isla de la Juventud, ocupan el epicentro en la telúrica batalla por el último boleto a la instancia decisiva del clásico beisbolero doméstico, todos con balance parejo de 34 juegos ganados y 29 perdidos.

Los actuales campeones tendrán quizá las mayores opciones de ratificarse en la llamada zona de clasificación a los “play off”, cuando enfrenten desde este martes en calidad de anfitriones al disminuido elenco de Artemisa (32-31), ubicado penúltimo en el escalafón.

Inspirados por su dos recientes éxitos ante Vegueros de Pinar del Río, los Tigres avileños asumirán el exigente reto de incursionar en los predios de Matanzas (41-22), líder absoluto que ha mantenido en alza su desempeño a pesar de sufrir importantes bajas durante la temporada.

Asimismo, los Piratas isleños intentarán aprovechar su condición de local en pos de negociar un saldo positivo frente a Industriales (37-26), sólido ocupante del tercer puesto y el equipo que mejor juega en la segunda ronda con 12 victorias y solo seis derrotas.

Por último, el colectivo de Granma (39-24) las tiene todas consigo para consolidarse en el segundo lugar de la clasificación y arreciar su asedio a la cima, al chocar desde este martes con el rezagado Holguín (29-34), único plantel con balance negativo de victorias y derrotas.

(Fuente: AIN)