20150130054731-bacardi-no-havana-club.jpg


11:35:14 p.m.

Cuba recalca ante la OMC ilegalidades en registro de la marca Havana Club. La compañía Bacardí se mantiene desde 1997 comercializando de manera ilegal en territorio estadounidense, un ron que no se produce en Cuba, utilizando la reconocida marca de ron cubano.

Cuba recalcó este lu­­nes ante la Organización Mun­dial del Comercio (OMC) las persistentes ilegalidades del proceso de registro de la marca Havana Club en Estados Unidos.

Durante la primera reunión de es­te año del Órgano de Solución de Diferencias (OSD) de la OMC, la is­la caribeña abordó una vez más el incumplimiento de la nación norteña en el caso de la Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998. 

Se trata del caso que aborda la negación del registro de la marca Havana Club en Estados Unidos. En correspondencia con las regulaciones del bloqueo contra Cuba, este país se ha mantenido durante casi 13 años sin implementar las decisiones del OSD.

El in­forme presentado por Estados Uni­dos mantiene la misma línea de todos los anteriores, sin ofrecer una solución sobre el diferendo.

Como consecuencia la compañía Bacardí se mantiene des­de 1997 comercializando de ma­nera ilegal en territorio estadounidense, un ron que no se produce en Cuba, utilizando la reconocida mar­ca de ron cubano.

Rodríguez recordó que en el 2000 se estableció en la OMC la reclamación presentada por la Comunidad Europea en representación de los intereses de la empresa mixta cu­bano-francesa Havana Club Hol­din­gs.

Como resultado del proceso, des­­de el 2002 ese Órgano constató que la Sección 211 infringía diferentes disposiciones establecidas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio y en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial.

El OSD solicitó que Estados Unidos reformara su legislación, acorde con las obligaciones jurídicas que imponen los mencionados Acuer­dos. A pesar de ello se mantiene intacta y vigente la Sección 211.

La empresa mixta cubano-francesa ha continuado en vano sus acciones legales ante las correspondientes instancias judiciales estadounidenses. Hasta el momento prevalece la negativa de conceder a su titular original, la licencia para renovar la marca de ron Havana Club.

(Fuente: Granma / PL)