20141215001741-obesidad-cancer-colon.jpg

 

6:09:24 p.m. 

El sobrepeso, se ha convertido en uno de los mayores problemas de la actualidad y en la mayoría de los casos es desencadenante de otras enfermedades. Una de ellas es el cáncer de colon, una enfermedad que ha registrado un aumento imparable. 

El cáncer de colon —si se tiene en cuenta tanto población masculina como femenina—, es en la actualidad el primer tumor maligno en incidencia y el segundo en mortalidad. 

Según diferentes estudios las personas con obesidad son más propensas a desarrollar cáncer de colon que las personas con peso normal. No obstante los porcentajes varían en función del tipo de obesidad siendo el principal factor de riesgo la obesidad abdominal por encima de la obesidad o sobrepeso generalizado. 

De este modo, según una investigación realizada, los hombres y mujeres con obesidad abdominal tienen un 52% más de riesgo de desarrollar cáncer de colon que las personas con una relación entre cintura y cadera normal. 

El exceso de peso no sólo influye en el desarrollo de la enfermedad sino también en el riesgo de mortalidad una vez detectado el cáncer de colon. 

En concreto, se observó que el riesgo de mortalidad una vez detectada la enfermedad era de un 30% más alto en las personas con obesidad que en las personas con peso normal. 

Si además de obesidad se padece diabetes tipo dos —una enfermedad que padecen una gran parte de las personas con sobrepeso— los pronósticos empeoran aún más. 

Prevención y tratamiento del cáncer de colon: Dieta equilibrada, combatir el sobrepeso y detección precoz. 

El cáncer de colon es una de las enfermedades digestivas que está teniendo un aumento imparable en los últimos años y las personas con obesidad están expuestos a esta enfermedad de manera exponencial.

La alimentación, el tabaco y una vida sedentaria son las principales causas del aumento de la incidencia de este tipo de cáncer en la población. En este sentido, existen medidas preventivas y una de ellas pasa por una modificación de hábitos de comportamiento algo que puede conseguirse con tratamientos específicos destinados a perder peso como puede ser el balón intragástrico o la cirugía endoluminal. 

La detección precoz de este tipo de tumor es también fundamental. En general a partir de los 50 años es conveniente realizar pruebas destinadas a detectar precozmente la enfermedad. En el caso de personas con un riesgo incrementado , ya sea por tener obesidad o por historial familiar y/o personal la realización periódica de colonoscopias es fundamental a la hora de prevenir la aparición del cáncer y reducir la mortalidad que se deriva de este tipo de tumor. 

(Fuente: informador)