20141203003125-ojos-claros-dolor-sensibilidad.jpg

 

6:18:29 p.m.

Según científicos del Centro de Investigación del Dolor de la Universidad de Pittsburgh, los ojos claros podrían ser una muestra de mayor o menor tolerancia al dolor.

En la 33 Reunión Anual de la Academia Americana del Dolor, la médica Inna Belfer señaló que las mujeres caucásicas de ojos claros parecen tolerar el dolor y la angustia mejor que las que los tienen de color marrón o avellana.

También sufrían menos ansiedad después del parto y menores tasas de depresión.

La investigadora reconoció que “debido al pequeño tamaño de la muestra, no podemos obtener pruebas concluyentes, pero sí observamos que nuestro estudio ha revelado patrones que requieren más estudios. Vamos a ver si hay un vínculo entre el color de ojos y el dolor clínico en la segunda fase de este ensayo, tanto en los hombres como en las mujeres, y en diferentes modelos de dolor que no sea solo el del parto”.

El estudio agrega que puede haber ciertos fenotipos que predicen o indican la respuesta de una persona a estímulos de dolor o al tratamiento con analgésicos.

El dolor humano se correlaciona con múltiples factores, como el género, la edad y el color del pelo. De hecho, los investigadores han encontrado que el pelo rojo se asocia con una mayor resistencia a los anestésicos y también a un aumento de la ansiedad.

En el sentimiento de dolor intervienen muchos factores, incluso algunos químicos del cerebro, sobre todo una sustancia llamada la serotonina y la dopamina”.

Entre otras razones, para percibir con mayor sensibilidad el dolor se cuentan el estrés crónico, la depresión y la mala calidad en el sueño. Las mujeres, por ejemplo, se dice que toleramos más el dolor que los hombres, sin embargo, durante el ciclo menstrual somos más vulnerables.

Respecto al color de los ojos y la tolerancia al dolor, el internista Jorge Mario Villa, advierte que eso no es más que un asunto genético, una herencia. “El iris lo que hace es contraer y dilatar la pupila, no tienen ninguna acción, por lo tanto no hay determinación de alguna enfermedad”.

Así las cosas, habrá que esperar a una segunda etapa del estudio de la Universidad de Pittsburgh. Por ahora, tener ojos verdes o azules solo representa un asunto estético.

(Fuente: elcolombiano)