20141118121614-mensaje-de-medico-s-cubanos-en-guinea-conakry.jpg

 

6:13:12 a.m. 

Bien temprano en la mañana del 14 de noviembre, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a los 37 colaboradores cubanos que integran la Brigada Médica de lucha contra el virus Ébola en Guinea Conakry, fuimos despedidos por el bravío océano Atlántico rumbo a la región de Forecariah, situada a 120 kilómetros de la capital, bien intrincado en la floresta, donde se ubica un Cetro de atención a pacientes con el virus. 

Después de cuatro horas de viaje por carreteras en mal estado, no observamos la presencia de centros de salud, solo dos escuelitas, por cierto cerradas desde el inicio de la epidemia. Llamó nuestra atención un niño de apenas 9 años de edad con un pico en la mano cavando en la tierra para que su mamá sembrara, otros de 10 a 12 años de edad, cargando sobre sus cabezas cubetas de diez litros llenas de naranjas y melones para la venta, realidad que no permitiremos vuelva a nuestra Patria jamás. 

Así las cosas, llegamos al Centro de Forecariah, realizando recorrido por el mismo, donde intercambiamos criterios con el personal guineano que allí labora y con los expertos de la OMS. Debatimos sobre el funcionamiento de un Centro ébola, aspectos sobre Bioseguridad y el flujo de los pacientes. Se crearon equipos de trabajo y se realizaron simulacros de atención a pacientes infestados por el virus. 

Los doctores Constanza Vallenas, Paola Méndez y Edward Zuroeste, profesores principales del entrenamiento a cargo de este Organismo Internacional, coincidieron en referir que nuestros profesionales poseen un alto nivel científico y una alta motivación para enfrentar la misión asignada. 

El entrenamiento de dos días, concluyó exitosamente. Esta experiencia permitió que los 37 guerrilleros de batas blancas, una vez más, demostraran que en condiciones adversas como estas, siempre enarbolaremos banderas de unidad y victoria. 

A nuestro Pueblo, al Partido Comunista de Cuba y a nuestro Gobierno, le enviamos desde Guinea Conakry un mensaje de confianza y de total compromiso con la historia de nuestra Patria. Nada ni nadie nos detendrá.