20141107123102-cubaballet.jpg


6:27:48 a.m.

Estrellas mundiales de la danza clausuran hoy el 24 Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Un total de 28 países estuvieron representados en esta edición dedicada al célebre dramaturgo inglés William Shakespeare, en conmemoración de los 450 años de su natalicio.

La cita efectuada del 28 de octubre al 7 de noviembre exhibió maneras diferentes de pensar la danza, con dosis muy agradables de frescura, virtuosismo, encanto y teatralidad accesible a la mayoría de los públicos.

Varios favoritos de los seguidores del ballet actuarán en la clausura en el Teatro Nacional como el actual director del Ballet de San José, Estados Unidos, José Manuel Carreño y las figuras principales del American Ballet Theatre Paloma Herrera y Xiomara Reyes, próximas al retiro escénico.

La gala también contará con la participación de las primeras figuras del Ballet Nacional de China Qiu Yunting y Wu Sicong, del New York City Ballet Joaquín de Luz y artistas del Teatro Colón de Buenos Aires, Argetina.

Del Ballet Nacional de Cuba subirán a escena Yanela Piñera, Anette Delgado, Joel Carreño, Javier Torres, Dani Hernández y Camilo Ramos, entre otros.

La primera bailarina Viengsay Valdés y el principal Víctor Estévez estrenarán en este archipiélago Valsette, una versión reducida de Nuestros Valses, obra del coreógrafo venezolano más universal, Vicente Nebrada.

Durante 10 días, el festival presidido por la prima ballerina assoluta cubana, Alicia Alonso, invadió de arte los teatros Nacional, Mella y Karl Marx, además de galerías para exposiciones y áreas de conferencias y presentaciones de libros, ciclos de cine y video.

La principal compañía cubana ofreció cursos de técnica para profesionales, maestros y estudiantes de nivel avanzado, mientras siete personalidades de la danza impartieron clases magistrales en la Escuela Nacional de Ballet en homenaje del imprescindible pedagogo cubano Fernando Alonso.

Entre los invitados, la fiereza del primer bailarín del Ballet de Washington, Brooklyn Mack, la frescura del Ballet Hispánico de Nueva York y la sorprendente plasticidad de la primera figura del Sttugart Ballet de Alemania, Alicia Amatriain, conquistaron los mayores aplausos.

(Fuente: PL)