20141014152200-fidel-y-matthews.jpg

 

9:11:01 a.m. 

La noticia de la muerte en combate de Fidel Castro fue desmentida al publicarse en 1957 una entrevista al líder de la Revolución Cubana por parte del reportero norteamericano Herbert Matthews. 

El 24 de febrero de 1957, el diario The New York Times publicó la primera parte de un reportaje del afamado reportero Herbert Matthews, bajo el título: “Visita al rebelde cubano en su refugio”, que acaparó la atención mundial al mostrar la sobreviviente guerrilla dirigida por el Comandante Fidel Castro en la Sierra Maestra. 

Las agencias cablegráficas internacionales habían divulgado la muerte en combate de Fidel, mientras la censura de prensa contribuía a mantener la incertidumbre acerca de la vida del líder de la Revolución y al mismo tiempo, impedía la posibilidad de información por fuentes independientes. 

Por esa razón, Fidel encomendó al expedicionario del Granma Faustino Pérez que bajara al llano y tratara de enviar un periodista, pero los directores de las principales publicaciones cubanas no lo aceptaron, temerosos de las represalias que ello les pudiera ocasionar. Sin embargo, se logró que en los primeros días de febrero de 1957 Herbert Matthews viajara a Cuba con tal fin. 

He aquí un fragmento de lo escrito en la histórica entrevista: 

"Fidel Castro, el líder rebelde de la juventud cubana, está vivo y peleando con éxito en la intrincada Sierra Maestra, en el extremo sur de la Isla. El presidente Fulgencio Batista tiene la crema de su ejército en la región, pero hasta ahora está en desventaja en la batalla por vencer al más peligroso enemigo que jamás haya enfrentado en su larga y azarosa carrera como regidor de los destinos cubanos. Esta es la primera noticia confirmada de que Fidel Castro está todavía vivo y todavía en Cuba. Nadie fuera de la Sierra Maestra ha visto a Castro, con excepción de este reportero". 

El jefe de la planta editorial del The New York Times, uno de los más prestigiosos e influyentes periodistas en los Estados Unidos, llegó a la Sierra Maestra casi con 60 años y la fama de “cazanoticias” de trascendentales acontecimientos del siglo XX, además del aval de haber publicado varios libros y poseer diversos premios. Matthews se distinguía en la elaboración de editoriales y reportajes especiales sobre América Latina. 

Algunos detalles de los hechos

En busca de Fidel, el jeep donde viajaba el periodista fue detenido a la salida de Yara por un soldado, a quien le dijeron que se trataba de un americano rico interesado en comprar la arrocera de Gómez, un burgués conocido en toda la zona. El guardia los dejó pasar. 

Antes, el lunes 4 de febrero, se encontraron en el edificio Bacardí de la capital Ruby Hart Phillips, corresponsal del The New York Times en La Habana, y su hijo Javier con los combatientes Faustino Pérez y René Rodríguez, quienes le explicaron a la reportera el interés de Fidel de recibir un periodista en pleno corazón de la Sierra Maestra. 

Como era de esperar, Phillips se brindó de inmediato, mas la persuadieron de que no debía ser ella, ya que las condiciones del viaje y el ascenso a la montaña se tornaban muy difíciles para una mujer que era, además, la corresponsal permanente en el país e iba a recibir posteriormente una fuerte represalia del régimen de Batista. 

Fue cuando Phillips llamó por teléfono a Matthews y le dijo que embarcara urgente, ya que le tenía un notición. Cinco días después, el reportero y su esposa Nancie tocaban tierra cubana. A las 10 de la noche del 15 de febrero los recogieron en el hotel Sevilla y emprendieron viaje hacia el Oriente del país, llevados por Faustino Pérez, quien trabajó afanosamente por cumplir la misión encomendada por Fidel. 

Nancie se quedó en Manzanillo, mientras el periodista fue a encontrarse con el jefe de la Revolución para lograr la importante entrevista que daría a conocer al mundo que estaba vivo y dispuesto a triunfar para llevar a los pobres de la Isla un mundo mejor.