20140921014835-cristina-papa-francisco.jpg

 

7:42:05 p.m. 

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que hoy fue recibida por el papa Francisco dijo que habló con el Sumo Pontífice de la amenaza de Estado Islámico y destacó la "calidez" con que se desarrolló la cita.

"Hablamos de la amenaza terrorista de Estado Islámico. No está intimidado" por el grupo jihadista, afirmó la mandataria argentina en rueda de prensa en el aeropuerto de Roma.

La presidenta dijo, además, que dialogó con el Papa argentino sobre la especulación financiera internacional y la situación económica global en el almuerzo que mantuvieron en la residencia de Santa Marta.

El Sumo Pontífice está "muy convencido" sobre "el acoso de los fondos buitre" y destacó que "es una preocupación constante de su Santidad" el sistema económico internacional, sobre lo cual "se habló, como siempre", deslizó Fernández.

Luego del encuentro, la jefe del estado argentino emprendía viaje a Nueva York, donde participará de la Asamblea General de la ONU el próximo miércoles.

Fernández describió que hubo "mucha cordialidad y naturalidad" durante el almuerzo, en el que se sirvió carne y ensalada verde con un "exquisito aceite de oliva", apuntó.

"Me parece que (la naturalidad) es lo que desacartona a las personas y nos hace de carne y hueso porque no dejamos de ser hombres y mujeres con virtudes, y con más defectos que virtudes", dijo Cristina desde el aeropuerto Ciampino de Roma.

Por otra parte, la mandataria destacó que la Argentina actuó como "un disparador" para que el debate por la reestructuración de deuda soberana llegue al seno de la Naciones Unidas, y confió que el papa Francisco "se mostró muy contento con esta situación".

"Esto revela que hay un consenso internacional en ésto, que fue un hito", sostuvo.
La Presidenta destacó ante reporteros argentino que "cuando el Papa habla lo hace a través del Papa", al negar supuestas versiones sobre una preocupación del sumo pontífice por la situación en la Argentina y la gobernabilidad del país sudamericano.

"El Papa está muy preocupado por la situación del mundo, eso sí lo manifiesta constantemente", dejó en claro Fernández.

Luego aludió a la encíclica Evangelii Gaudium en la que el papa Francisco se refiere a la situación de los países endeudados, y dijo que "parece escrito para la Argentina, pero en realidad está escrito para muchos países".

"Habla de la deuda de los países, los intereses, el agobio para los pueblos, el crecimiento exponencial de las riquezas. Casi parece escrita para la Argentina pero está escrita para muchos de los países", afirmó.

El Sumo Pontífice argentino había invitado especialmente a la presidenta diez días atrás para compartir un encuentro con agenda abierta en Roma.

Fernández arribó al Vaticano al mediodía, acompañada por el embajador argentino en la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, y fue recibida por el prefecto de la Casa Pontificia, George Ganswein.

Acompaña a la mandataria una delegación de 33 personas, dijo la prensa argentina.

"Minutos después del ingreso a Santa Marta, Cristina y la comitiva saludaron a Francisco e intercambiaron regalos. La Presidenta le obsequió al Papa cuadros de pintores argentinos, miel de productores chaqueños y una escultura de una Virgen Desatanudos", informó el diario La Nación de Buenos Aires.

El periódico también indicó que la presidenta argentina le mostró a Francisco obras de orfebrería que le habían dedicado a ella pero decidió llevárselas al Papa. 

(Fuente: ANSA)