20140910125329-portada-hotel-america.jpg

 

6:45:25 a.m. 

El Hotel América de la ciudad de Santa Clara, Villa Clara, será reconocido próximamente por su efectiva protección a la capa de ozono y al medio ambiente, según se dio a en conferencia de prensa realizada en esa instalación.

La MSc. Marisabel Rodríguez Abdul, funcionaria del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), de Villa Clara, explicó que entre los años 2013 y 2014 la provincia alcanzó su mayor y más visible resultado en la protección al ambiente gracias al trabajo del Hotel América, que eliminó totalmente dentro de la edificación la presencia de gases o sustancias dañinas de la capa de ozono.

«Felizmente este año —con el apoyo de la Escuela de Hotelería y Turismo, voz líder en las capacitaciones y entrenamiento del personal del sector para la protección al medio ambiente—, logramos que el "América" reciba ese reconocimiento por estar libre de SAOs (Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono), tanto de las que provocan el efecto invernadero como las que contribuyen al calentamiento global», dijo.

Según Rodríguez Abdul, el Hotel América —perteneciente a la Empresa Hotel Los Caneyes y del grupo hotelero Cubanacán— se convierte en la primera y única entidad del país en merecer el galardón, el próximo 16 de septiembre, en el Memorial José Martí, en La Habana, y a finales de septiembre en Villa Clara, otorgado por el CITMA, la Oficina Técnica del Ozono (OTOZ) de Cuba, entre otras instituciones.

Desde 1987 Cuba y varios países crearon un grupo de acciones, que involucran a todos los organismos y esferas de la sociedad, para concienciar a la población de la necesidad de proteger la capa de ozono, afectada por el ser humano a través de sustancias dañinas para el medio ambiente.

Cuba es signataria del Convenio del Protocolo de Montreal, cuya primera fase coincidió con la Batalla de Ideas librada en la isla, momento en que se arremetió contra los gases clorofluorocarbonos (CFCs), que junto al Freón 12 y otra serie de sustancias, resultaban las más agresivas a la capa de ozono, acciones realizadas a través de proyectos financiados por el PNUD y el PNUMA, programas de Naciones Unidas para el Desarrollo y la protección del Medio Ambiente, respectivamente.

Los CFCs se eliminaron casi de manera total en el país, y ahora se efectúa la segunda fase del Protocolo, enfocado en la reconversión del gas R/22, también agresivo para la capa de ozono, usado en equipos de refrigeración y clima.

Para ello, se capacitan a personales de entidades productoras de equipos de refrigeración y a los trabajadores de la aduana cubana, pues a partir de enero del 2015 se reducirá la entrada a la nación de esos refrigerantes dañinos, y para el 2016 o 2017, dejará de introducirse a Cuba equipos que contengan esos gases.

(Fuente: Vanguardia /Francisnet Díaz Rondón)