20140907152726-nicanor-parra-4-.jpg


9:19:23 a.m.

Un asado al palo, bailes de cuecas y 100 campanadas sonaron en el balneario de Las Cruces en celebración del centenario del antipoeta Nicanor Parra, quien ha seguido indiferente los festejos y ni siquiera se ha asomado a saludar.

En el palacio de La Moneda, la presidenta Michelle Bachelet encabezó los homenajes recitando parte de los versos del "Poeta Imaginario" junto a personalidades de los distintos poderes del Estado, mientras niños lanzaban globos de colores al aire y en otras ciudades del país se repetía la misma imagen.

Bachelet exteriorizó su alegría de ver la manera en que el país, las autoridades, las instituciones y los ciudadanos homenajeaban al literato.

"Me alegra que se busque comprender mejor su papel en nuestra historia civil y literaria, y que se le salude como una suerte de hermano mayor, el hermano padre del que hablaron Roberto y Violeta Parra", expresó la mandataria.

"Me alegra, sobre todo, que él siga entre nosotros, porque sé que todavía tiene mucho que entregarnos, muchas preguntas que hacer, mucho que cuestionar y remover", agregó.

"Esa pregunta permanente, esa búsqueda incesante, es el motor del arte y la creación, la necesidad de sacarnos de la comodidad y de hacernos mirar con otros ojos y redescubrir con esa nueva mirada el paisaje imaginario y humano que nos rodea", continuó la gobernante para culminar con un "gracias por este siglo vivido y feliz cumpleaños a nuestro querido poeta Nicanor Parra".

La jefa de Estado viajó la tarde del jueves hasta las Cruces (90 kilómetros al poniente de Santiago) para saludar al Premio Cervantes. Allí estuvo con él "mirando fotos" y para Bachelet fue una "una tarde alucinante".

"No sé si a él le importa mucho que le celebren, pero yo creo que todos nosotros debemos celebrar esta oportunidad", explicó.

La mandataria contó que envió una carta de apoyo a la candidatura de Parra al Premio Nóbel de Literatura: "a mí me encantaría que Nicanor Parra se ganara alguna vez el premio Nóbel, y en vida", dijo.

Esta noche los homenajes continuaban con un concierto que Cristóbal "Tololo" Ugarte ofrecía en la Plaza de la Constitución, frente a La Moneda. El pianista es el nieto más cercano del antipoeta e interpretará sus obras en un piano de cola, acompañado de registros en audio del escritor leyendo sus textos antipoéticos más emblemáticos mientras imágenes de su trayectoria se proyectarán en el frontis de la sede de gobierno.

(Fuente: ANSA