20140818142729-brasil-entierro-candida-presidencia.jpg


8:18:07 a.m.

 

Brasil dio su último adiós al candidato socialista Eduardo Campos, fallecido el pasado miércoles en un accidente aéreo. Mientras el Partido Socialista Brasileño (PSB) inició las consultas para nombrar a su sucesor de cara a las elecciones presidenciales de octubre. (Foto: Miles de personas acompañan el cortejo fúnebre con los restos mortales del candidato socialista brasileño Eduardo Campos, en su trayecto al cementerio Santo Amaro, en Recife)

Los lugareños hicieron filas du­rante horas para presentar sus respetos ante el ataúd de Campos y participar de una misa al aire libre a la que asistieron la presidenta Dil­ma Rousseff y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

Campos, un exgobernador del estado de Pernambuco, fue velado en la capital estatal a la entrada del palacio de gobierno, en una ceremonia seguida por muchos medios de comunicación, informa Reuters.

El cortejo fúnebre recorrió du­rante unas tres horas las calles de Recife, pasando, a pedido a la familia de Campos, por algunos de los barrios más humildes de la ciudad, hasta arribar al palacio de gobierno.

Junto con Campos murieron cuatro asesores de campaña y los dos pilotos. La esposa y los cinco hijos del político  que también fungió como diputado federal y ministro de Ciencia y Tecnología encabezaban la misa de homenaje y el velorio en Recife.

Antes de su muerte, el candidato del Partido Sicialista de Brasil marchaba tercero en las encuestas para las elecciones del próximo  5 de octubre. La formación política ya anunció que será reemplazado por su com­pañera de fórmula, Marina Silva.

Campos será sepultado junto a los restos de su abuelo, Miguel Arraes, un mítico líder izquierdista muerto al igual que su nieto un 13 de agosto pero del 2005.

(Fuente: Granma)