20140815002306-biorat-bag.jpg


6:15:08 p.m.

La fábrica, situada en las afuera de la ciudad capital villacalreña, es ejecutada a un costo de más de 29 millones de pesos, y será capaz de entregar importantes renglones completamente ecológicos destinados a la agricultura cubana.

Cuando termine la obra en el 2016, la planta será capaz de aportar anualmente producciones por unos 80 millones  de pesos, donde se incluyen 1 000 toneladas de BioRat (para el enfrentamiento a las ratas y ratones) y seis millones de litros de biofertilizantes y bioplagicidas al año.

La elaboración de esos productos permitirá ahorrar al país millonarias sumas de dinero que hoy se emplean en la  compra de fertilizantes y plagicidas químicos utilizados en la  agricultura, lo cual significará, además, de extraordinario beneficio para  salud y el medio ambiente. 

Una de las características de la planta, construida a partir de la  tecnología de punta adquirida en la República Popular China y otras  naciones es que a pesar de trabajar con microorganismos, será  completamente compatible con el medio ambiente, por tener un  sistema muy moderno de filtrado del aire, entre otras bondades.

A esta fábrica en Villa Clara se  sumará otra en La Habana y una tercera en Holguín, lo cual permitirá  satisfacer la creciente demanda de estos productos, e incluso realizar algunas exportaciones.

(Fuente: Vanguardia /Granma)