20140807111451-hemodialisis.jpg

 

5:09:25 a.m. 

Fruto del talento del joven David Guzmán, especialista del Centro Provincial de Electromedicina de la provincia de Las Tunas, y miembro de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR), recuperaron su vida útil 48 máquinas que eran empleadas en los servicios de hemodiálisis de varios hospitales del oriente cubano. 

La iniciativa de David permitió mejorar la atención de los pacientes de los municipios de Baracoa, Mayarí, Santiago de Cuba, Nuevitas, Puerto Padre y Las Tunas, y el ahorro de más de medio millón de dólares a la economía nacional en el 2013. De no haberse recuperado dichas máquinas se tendrían que erogar cerca de 17 mil dólares para su compra en el mercado internacional. 

La ANIR

Actualmente la ANIR trabaja con vistas a fortalecer la participación de sus afiliados en la búsqueda de soluciones e iniciativas que impulsen la producción, la sustitución de importaciones y el ahorro. 

Para octubre venidero la organización prevé efectuar su primera Conferencia Nacional, en la cual se debatirá sobre la remuneración monetaria por sus inventivas, la edición de certificados de autor y la insuficiente atención de las administraciones a la actividad de la ANIR. 

Datos aportados por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) indican que el pasado año los aniristas e innovadores aportaron más de 757 millones de pesos por sus trabajos. 

(Fuente: Granma / AIN)