20140805182720-ebola-wikipedia-dominiopublico.jpg

 

12:19:40 p.m. 

Por fin y solo ahora que se teme el peligro de expansión de contagio, la opinión pública occidental parece haber tomado conciencia de la gravedad de la situación, denunció Caritas Italia.

El Ébola que, según la Organización Mundial de la Salud, ya acabó con la vida de unas 729 personas y afectado a más de 1,300 en África Occidental. 

El virus del Ébola se conoció a mediados de los ‘70s —algunos años antes que se conociera el virus del SIDA—, y no cuenta con un antídoto específico pese a que quienes lo contraen presentan fiebres hemorrágicas con un 90 por ciento de mortalidad. 

Diversas fuentes apuntaron en las últimas horas que Estados Unidos está impulsando la investigación para buscar un antídoto y se ha señalado que la primera vacuna para humanos podría estar lista para 2015. 

La epidemia del Ébola en África Occidental se está agravando y ha alcanzado cifras alarmantes en varios territorios con cientos de muertos en Guinea, Liberia, Sierra Leona. 

Las sedes de Caritas Guinea y Caritas Sierra Leona han pedido ayuda a la comunidad internacional, y en colaboración con las organizaciones y los Ministerios de Sanidad locales, actúan distribuyendo jabón y cloro para la desinfección. 

Caritas lleva a cabo actividades de sensibilización para la población, explicando la importancia de seguir unas reglas básicas de higiene relacionadas con el lavado y la desinfección regular de las manos, cocer bien los alimentos, no ingerir carne de caza, prestar atención a los síntomas sospechosos y dirigirse a los centros médicos preparados específicamente para la epidemia. 

Desde que comenzó el brote en Guinea en marzo de 2014, Caritas Italia apoyó la emergencia humanitaria y reforzó las actividades locales, poniendo a disposición de las Cáritas locales una primera donación de 20 mil euros. 

Actualmente más de 100 personas trabajan con Caritas para combatir la epidemia y su ayuda ha beneficiado a 100 mil personas de Guinea, y a 60 mil más en Sierra Leona. 

(Fuente: ACI/EWTN Noticias)