20140805134436-rescate-china-sismo.jpg

 

7:30:26 a.m.

Cerca de 25 mil 500 casas colapsaron y 39 mil 200 resultaron gravemente dañadas, mientras 230 mil personas fueron evacuadas, según el Departamento de Asuntos Civiles de Yunnan. 

Al menos 381 personas murieron y más de 1 800 resultaron heridas en el terremoto de magnitud 6,5 en la escala de Richter que sacudió este domingo a la provincia de Yunnan, en el sur de China. 

Este lunes, el presidente Xi Jin­ping ordenó el envío de unos 2 500 soldados a la zona para contribuir con los esfuerzos de rescate de víctimas. 

El Gobierno central también destinó alrededor de 100 millones de dólares para ayudar a las regiones afectadas, donde tres personas continuaban desaparecidas, reportó Xinhua. 

Asimismo, el gobierno provincial de Yunnan organizó el transporte de materiales de socorro y asignó fondos para las zonas afectadas. Allí se encontraban este lunes miles de policías y bomberos, así como trabajadores de emergencia y mé­dicos. 

Cerca de 25 mil 500 casas colapsaron y 39 mil 200 resultaron gravemente dañadas, mientras 230 mil personas fueron evacuadas, según el Departamento de Asuntos Civiles de Yunnan. 

La cadena de televisión estatal china CCTV aseguró que el terremoto fue el que más fuerte ha gol­peado a la provincia montañosa en 14 años. 

El terremoto afectó también a la vecina provincia de Guizhou, en la cual unas siete mil 200 personas fueron evacuadas y unas mil 500 casas resultaron gravemente dañadas. 

Mientras, la Administración Cen­tral de Terremotos de China refirió este lunes que las elevadas víctimas y la destrucción generalizada se debieron a la fragilidad de los edificios y la densidad poblacional en donde se reportó el epicentro del terremoto, ubicado a 23 kilómetros de Ludian. 

(Fuente: Granma)