20140730161515-incendiotripoli290714.jpg-1718483346-1-.jpg

 

10:11:24 a.m.

El gobierno libio se encuentra luchando, con ayuda recibida de Italia, contra el gran incendio en un depósito de gasolina y gas en la capital Trípoli, donde este martes cayó otro proyectil en medio de los combates entre milicias en los alrededores.

Según lo informado este martes por el gobierno de Libia en su página web, durante la noche comenzaron a operar siete aviones hidrantes para apoyar a los bomberos locales, gracias a la ayuda recibida del gobierno italiano y del consorcio petrolero italiano Eni.

Al mismo tiempo, el gobierno exigió a las milicias que cesen los combates para poder combatir el fuego.

El incendio comenzó durante la noche del lunes cuando en el marco de combates entre grupos rivales, un misil impactó contra un depósito en el complejo de la empresa petrolera y gasista Brega.

El misil cayó sobre un tanque que contenía 6,6 millones de litros de gasolina en un complejo en el que se almacenan 90 millones de litros. Las autoridades libias temen que puedan explotar otros tanques debido a las altas temperaturas.

El gobierno instó a quienes residen en un radio de cinco kilómetros a abandonar sus casas.

Miles de libios huyen mientras tanto de la escalada de la violencia en Trípoli hacia Túnez . Según informó la agencia de noticias tunecina TAP, la ola de refugiados continúa, después de que el lunes llegaran seis mil personas al paso fronterizo de Ras Jedir. Muchos diplomáticos extranjeros abandonaron también el país y se marcharon a Túnez.

Medios tunecinos comparan ya la avalancha de refugiados con la que tuvo lugar en medio del inicio de la revolución contra Muamar al Gadafi en 2011. Según datos del Ministerio de Interior tunecino, 1,5 millones de libios viven actualmente en Túnez.

(Fuente: TeleSur)