20140729021324-precio-estrellas-futbol.jpg


8:03:38 p.m

Las transferencias avanzan, las exigencias van, las ofertas vienen. Los números bailan: US5 millones por el colombiano y US millones por el mediocampista alemán. La estrella del Barcelona y de la selección Argentina está valorada en unos US 0 millones. Pero, ¿cómo se determinan esos números? ¿Qué se tiene en cuenta para fijar el pase (precio) exorbitante de un jugador en el mercado?

Aunque varían según el equipo, su capacidad de pago y los partidos jugados, existen unos estándares para determinar el valor del pase. Para ello se tienen en cuenta cuatro aspectos: el coeficiente de juventud, la repercusión mediática, la posición donde juega y la necesidad del club por el jugador. El conjunto de la valorización se conoce como valor Merc.

El coeficiente de juventud tiene que ver no solo con la edad del jugador, sino con el potencial que pueda lograr o haya logrado. No es lo mismo vender un jugador a los 18 años, a los 22 que a los 27 años, todo depende también de lo que desee el club.

En ese sentido también se analiza la posición donde juega el candidato al fichaje. Por lo general, los delanteros y los mediocampistas son los mejor valorados, pero en los últimos años los porteros han logrado escalar posiciones dentro del mercado.

Hace unos días se conoció la noticia de que el guardameta esloveno Jan Oblak fue comprado por el Atlético de Madrid por una cifra récord: 18 millones de euros, más de US millones.

Y  es aquí es donde juega la variable más subjetiva de las cuatro que analizamos: la necesidad del club para cubrir una posición, qué tanto lo necesita y qué tanto quiere pagar por él. Eso es lo que aumenta el valor Merc relativo del jugador. Hay que tener en cuenta que los jugadores pasan a ser activos (financieros) del club donde juegan, así que es una inversión muy bien pensada

Pero otro factor fundamental a la hora de calcular el valor de un pase es la repercusión que pueda producir en los medios su contratación. Un jugador puede significar más ventas de tiquetes, más dinero por publicidad, más ventas de productos de marketing. Y todo eso entra en el precio.

Un típico caso es el del portugués Cristiano Ronaldo. A pesar de no tener el coeficiente de edad, sus estándares de posición, necesidad del club y repercusión mediática son uno de los más altos del mercado y eso se refleja en su valor Merc: US6 millones según el Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES, por sus siglas en francés).Pero las cifras de inversión lo respaldan. Según el club español se han vendido un millón de camisetas con su nombre y número desde que fue contratado en 2009. 

Por eso, tal vez, la cláusula de rescisión sea casi imposible de pagar: si alguien quiere llevarse al portugués debe enviar un cheque de US.000 millones a las oficinas del equipo blanco. Sin embargo, a pesar de estos números, Cristiano no es el jugador mejor valorado por la CIES. Ese título lo tiene el argentino del Barcelona, Lionel Messi, quien tiene un valor de US0 millones. 

Pero el mercado de esta temporada también esta agitado por los vientos que trajo el Mundial. Uno de los jugadores que más se valorizó gracias a la Copa 2014 fue el colombiano James Rodríguez, seguido de otros como los del lateral argentino Marcos Rojo, los costarricenses Joel Campbell y Keylor Navas, tras mostrar estelares desempeños con sus escuadras nacionales en Brasil 2014. 

Esto ocurre por una razón: el Mundial es la mejor manera de comparar a muchos jugadores en una misma posición al mismo tiempo. Rodríguez, que juega en el Mónaco francés y fue comprado al Porto por US millones, tras el Mundial fue tasado en US millones. Se especula con que el Real Madrid pagó más de US0. 

(Fuente: BBC)