20140701005731-2014-06-26t174540z-1-lynxmp.jpg

 

6:42:31 p.m.

Luis Suárez pide perdón a través de un comunicado en su propia web, el gesto que esperaba el FC Barcelona.

«Coísicos de un mordisco», indicó en sus cuentas oficiales de Twitter y Facebook. «Me arrepiento profundamente. Pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol», agregó.

Minutos después del mensaje de Suárez llegó la respuesta en Twitter de Chiellini, que el viernes ya había publicado una carta en la que calificaba de «excesiva» la sanción.

«Está todo olvidado. Espero que la FIFA reduzca tu sanción», escribió este lunes el defensa italiano.

El delantero celeste fue suspendido el pasado jueves por nueve partidos oficiales con Uruguay, con cuatro meses de prohibición de actividades relacionadas con el fútbol y una multa de 112.000 dólares. Además debió alejarse del plantel uruguayo y no podrá ingresar a ningún estadio mientras esté suspendido.

Suárez mordió a Chiellini durante el partido del 24 de junio en el que Uruguay ganó 1-0 a Italia, que supuso la clasificación del equipo charrúa para  los octavos de final y la eliminación de la azzurra.

Sin Suárez, Uruguay cayó el sábado ante Colombia por 2-0 en el choque por octavos de final del Mundial Brasil-2014.

La decisión de la FIFA cayó como una bomba en el país sudamericano que se encolumnó en defensa del futbolista, sancionado por tercera vez por morder a un rival.

El respaldo al jugador llegó hasta el presidente José Mujica, que lo esperó el viernes de madrugada en el aeropuerto y declaró en la noche del miércoles, tras la llegada de la selección, que la FIFA está conformada por una cantidad  de «viejos hijos de puta».

«Podían haber sancionado, pero no sanciones fascistas», añadió el exguerrillero, conocido por su estilo directo y campechano, en el programa «La  Hora de los Deportes» del canal estatal.

El viernes, el mandatario había indicado que la sanción «va a ser una eterna vergüenza de la memoria de los Mundiales». 

Una gran proporción de uruguayos, en tanto, respaldó a través de las redes sociales al jugador sancionado, bajo la consigna «Todos somos Suárez», al tiempo que cientos se acercaron al aeropuerto a recibirlo y lo vitorearon enla  puerta de su casa.

Comunicado íntegro del delantero uruguayo:

Mis disculpas

Después de unos días de estar en casa con mi familia he tenido la oportunidad de recuperar la calma y de reflexionar sobre la realidad de lo que sucedió en el partido Italia-Uruguay celebrado el 24 de junio de 2014. Con independencia de las polémicas y de las declaraciones contradictorias que se han producido durante estos días, todo ello sin haber querido interferir en el buen hacer de mi selección, lo cierto es que mi compañero de profesión Giorgio Chiellini sufrió en el lance que tuvo conmigo los efectos físicos de un mordisco y por ello:

1. Me arrepiento profundamente.

2. Pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol.

3. Me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención.

Montevideo a, 30 de junio de 2014.

(Fuente: Cubadebate/  Mundo Deportivo)