8:22:59 p.m.

El ídolo futbolístico de Argentina, que estuvo presente el pasado 21 de junio en el Mineirao viendo el partido de la Selección ante Irán, cruzó muy fuerte al hijo del presidente de la Asociación de Fútbol Argentina, que lo había tildado de «mufa», que en la jerga argentina significa persona que trae mala suerte. (Vídeo Carta de Fidel a Maradona)

«El que dice que el equipo hizo el gol porque me fui yo, es un pobre estúpido», manifestó y aplaudió los méritos de Lionel Messi. Por otro lado, añadió: «Yo me gané las cosas trabajando, en cambio otros gracias a la FIFA».

Unos minutos después de la finalización del partido entre Argentina e Irán en Belo Horizonte, unos mensajes ácidos y polémicos habían salido de la cuenta de Twitter de Humberto Grondona, el hijo del presidente de la AFA. A pesar de no haber mencionado directamente a Diego Maradona, prácticamente le atribuyó las responsabilidades de las dificultades del encuentro a la presencia del astro en el estadio y advirtió que el gol llegó gracias a que el «Diez» abandonó el Mineirao antes del pitazo final.

Lógicamente la respuesta del ídolo futbolístico del país era cuestión de minutos y se hizo realidad en el programa De Zurda, que se emite por la señal de la TV Pública. «Alguien dijo que vino el gol porque me fui yo. Pobre estúpido. Esto fue mérito de Lio Messi, no porque me fui yo. Quiero decirle a Grondona que lo que tengo puesto, me lo gané trabajando. Él se lo compró con la FIFA», manifestó con crudeza. «Y mejor la paro acá», intentó darle un corte definitivo a la polémica.

Sin extenderse demasiado con su réplica, Maradona le pegó donde más duele a uno de los integrantes de la familia Grondona. Evidentemente, los lazos entre las partes quedaron seriamente dañados cuando el astro nacional dejó de ejercer la función de director técnico por decisión de los dirigentes.

Anteriormente, Maradona, quien siempre es una voz autorizada para hablar del conjunto «albiceleste», analizó lo que dejó el triunfo y consiguiente clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo: «Argentina no encuentra el rumbo, dejamos muchas incógnitas guardadas. No me gusta. Se puede jugar de manera más ágil y preferimos el pase atrás. No tenemos movimiento y se perdieron muchas pelotas. Argentina no encuentra la solidez que tiene la categoría del jugador argentino. Colectivamente, si no fuera por Lio, era un empate clavado. También por Chiquito (Sergio Romero). La pelota que saca es gol para cualquiera, menos para él (en relación al cabezazo que desvió por encima del travesaño)».

Para finalizar, destacó que Messi «está acostumbrado a enganchar para el medio y ponerla contra el palo más lejano», aunque también le mandó un consejo para evolucionar en una habilidad que todavía no alcanzó un techo de efectividad: «Todavía no tiene la medida de los tiros libres. Debería ponerse con una barrera adelante y practicar. Tiene una buena pegada, pero no encuentra el arco. Se le va por arriba o el costado».

La carta abierta a Grondona

Justo el día que se cumplieron exactamente 28 años de los dos históricos goles que les convirtió a los ingleses en el Estadio Azteca, Maradona prefirió dar por terminado el nuevo episodio recurriendo a la lectura de un texto que hizo público.

A modo de prólogo y argumento, el Diez precisó que esas líneas se las dedicaba a su «Vieja que está en el cielo, a su nieto Benjamín que no entiende por qué este hombre dijo eso y a su pequeño hijo Dieguito Fernando, que tampoco entiende».

«El día que jugué mi partido despedida dije que la pelota no se mancha y sigo pensando lo mismo. Los jugadores del seleccionado argentino no son once desconocidos para mí, son mis amigos, son mis hermanos. Jamás les desearía una desgracia, hay que ser muy perverso por afirmarlo», subrayó quien es considerado por muchos el mejor futbolista de todos los tiempos.

«Doy y daré la vida por el seleccionado argentino, dentro y fuera de la cancha», insistió Maradona.

Otra aclaración que hizo estuvo destinada a Lionel Messi y para testimoniar la admiración que le genera el crack rosarino remarcó que «el talento tampoco se mancha», por lo que de ninguna manera se puede afectar su «magia».

Además, Maradona destacó que tiene la tranquilidad de sentirse muy querido y reconocido por los aficionados argentinos, más allá de que hace tiempo que dejó de jugar al fútbol profesionalmente y que su último paso en el seleccionado lo dio como entrenador del plantel que participó en el Mundial de Sudáfrica 2010.

«Lo veo en cada foto, en cada cancha que se corea mi nombre, en cada carta que llega a De Zurda a mi nombre», valoró Maradona las demostraciones de cariño que le siguen transmitiendo en la vida cotidiana.

De su parte, el Diez anticipó que con esta carta abierta da por cerrado puntualmente el polémico episodio con Grondona.

De Zurda, Maradona y mucho más 

De Zurda. No solo es fútbol: es política, religión, joda. Tiene canción propia que dice que «cuando el mundo está al revés es mejor pegarle de zurda», creación de los músicos argentinos Gustavo Santaolalla y Gustavo Cordera, los colombianos de Chocquibtown y la mexicana Julieta Venegas. Y es que eso de que el fútbol y la política no van juntos es mentira. El fútbol es lo más político que tienen nuestras sociedades.

De Zurda tiene la presencia contundente de Víctor Hugo Morales, el mejor narrador de fútbol del mundo, y una excelente realización audiovisual.

De Zurda es «el Diego», que es un grande: cada frase suya, cada comentario, cada irreverencia es noticia. Y lo es porque «la pelota no se mancha», luego él dice lo que todos quisiéramos decir y escuchar. Todo lo dice en clave propia, en plante de dios: no pide permiso al poder, lo revienta en cada idea.

(Fuentes: infobae/ eltiempo)