20140530131230-obama-economia-eu.jpg


7:04:27 a.m.

Malas noticias para la economía de Estados Unidos: el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo un 1% en el primer trimestre del año, según datos divulgados hoy por el Departamento de Comercio.

La contracción, la primera desde 2011, está vinculada a un duro invierno y, según expertos, es una suerte de bache temporal, pero demuestra las dificultades del país a despegar el vuelo tras el final de la recesión.

En la primera estimación, el gobierno había indicado un aumento del 0,1% en los tres primeros meses de 2014. El dato conocido hoy, sin embargo, es peor al esperado por los analistas, que pronosticaban una contracción del 0,5%.

Según los economistas, no se vislumbra en el horizonte ninguna recesión, si bien este frenazo confirma el escepticismo de los estadounidenses sobre la recuperación de la economía, así como la lentitud de crecimiento, y en principio representa una mala noticia para quien busca trabajo.

Justamente en el frente del empleo, hoy llegó en cambio una buena noticia: las solicitudes de subsidios por desocupación bajaron a los niveles mínimos desde 2007, haciendo esperar mejoras en el mercado.

Gracias al buen dato sobre el empleo, Wall Street aguantó la ducha fría del PIB, que asegura que aún por algún tiempo se mantendrá el apoyo de la Reserva Federal.

Aunque se produjo una desaceleración en el primer trimestre, lo positivo es que el gasto de los consumidores creció de un 3,1%, un dato similar al del cuarto trimestre del año pasado.

La causa de la caída del PIB vino de menores inventarios, una caída de las exportaciones del 6% y una falta de inversiones. En el segundo trimestre, con la mejora del clima, se prevé que la economía vuelva a crecer: algunos analistas pronostican incluso que el país tendrá un crecimiento del 4% en ese período.

La Casa Blanca se apresuró hoy a mandar un mensaje tranquilizador: sobre la estimación del PIB del primer trimestre pesó «el invierno rígido, que redujo temporalmente el crecimiento», indicó. Los datos relativos a partir de marzo y abril ofrecer un cuadro más exacto de donde está la economía hoy en día y muestran «cómo sigue recuperándose de la peor recesión desde la gran Depresión».

El presidente estadounidense Barack Obama «hará lo posible, actuando con decretos ejecutivos y trabajando con el Congreso, para impulsar medidas que refuercen el crecimiento y acelerar la creación de puestos de trabajo».

(Fuente: ANSA)