20140508165630-marihuana-macho-2-2.jpg


10:12:41 a.m.

Como decimos en Cuba, Urugüay ¡esta escapa’o! Quién iba a pensar que hace apenas un par de años se autorizaría la producción de marihuana bajo supervisión estatal, mucho menos que el primer país en hacerlo perteneciera a Latinoamericana.

Pues sí. Uruguay, cuando comience la regulación del mercado de cannabis, tiene la idea de ir ajustándola, a partir de la demanda, hasta llegar a producir entre cuatro y cinco toneladas en 2014. Y se maneja que con 10 hectáreas se cubre todo el mercado,  de acuerdo a lo expresado por Julio Calzada, secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND).

A mi la idea me parece bien, pues todo lo prohibido tiende a ser violentado y, por consiguiente, a la represión. Así que al vender la droga en las farmacias, todo será legal, regulado y controlado por las autoridades.

Bueno, eso ya está previsto en para el segundo semestre de este año. Aunque una cosa son los planes y otros los plazos de la madre Naturaleza, de la cual dependen los verdaderos frutos de una planta que precisa seis semanas para que crezca, y entre cuatro y seis meses para echar la flor. De modo que la primera venta posiblemente se alargará a los finales de 2014. También hay que pensar en la infraestructura de comercialización e instalación de la empresa que se encargará de ello.

La ley que regula la producción y comercialización de marihuana bajo supervisión estatal fue aprobada en Urugüay en diciembre pasado.

La norma fija límites estrictos para el cultivo del Cannabis sativa, conocida vulgarmente como marihuana o cáñamo. En el caso de Urugüay cada persona podrá sembrar seis plantas, y el expendio permitido en farmacias es hasta 40 gramos mensuales por usuario.

En su discurso de toma de mando, realizado el 1 de marzo de 2010, el presidente urugüayo, José «Pepe» Mujica,  reafirmó la necesidad de que el país contara con políticas de estado. También planteó como un objetivo primordial de su administración la eliminación de la indigencia y la reducción de la pobreza en un 50%.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es el tercer país de Latinoamérica (después de Argentina y de Chile), que posee el mayor Índice de Desarrollo Humano (IDH). Asimismo, es el quinto país de Latinoamérica (después de Cuba, Costa Rica, Chile, y Ecuador), con la esperanza de vida más alta, respectivamente. Es el tercer país de Sudamérica (después de Argentina y Chile), con el PIB per cápita más alto, y el décimo país de Latinoamérica (después de Brasil, México, Argentina, Colombia, Venezuela, Perú, Chile, Ecuador y Bolivia respectivamente), con el PIB más alto. 

(Fuente: AE)