20140414123553-gano-pinar.jpg


6:26:55 a.m.

Cuando nadie lo esperaba, (pero muchos lo deseaban) con un out en la parte baja del undécimo capítulo, Osniel Madera golpeó un lanzamiento alto del relevista Alexander Bustamante y dejó al campo a Matanzas, para darle a Pinar del Río una importante victoria 9-8 que lo coloca a un paso de ganar el título de campeón de la 53 Serie Nacional de Béisbol.

Se pronosticaba un juego de carreraje y así fue, con incesantes altibajos en la pizarra y un empate local increíble a la altura del noveno, cuando los Cocodrilos disfrutaban de tres carreras de ventaja. Era lógico pues el cuerpo de lanzadores de ambos contendientes estaba sumamente diezmado: Matanzas no podía echarles mano a sus dos mejores relevistas, Félix Fuentes y Carlos Juan Viera, mientras Pinar había utilizado a dos de sus principales abridores, Vladimir Baños y Yosvani Torres y el tercero, Julio Alfredo Martínez, salió a lanzar en la jornada sabatina.

Los dos serpentineros que escalaron el montículo en el inicio duraron poco. Erlis Casanova se presentó con muy poco en sus envíos y después de aceptar dos sencillos y un doblete impulsador de Eriel Sánchez, fue removido del box. Igual suerte corrió el novel Cionel Pérez, sustituido en el segundo por haberle regalado un boleto a Yosvani Peraza.

La inefectividad del pitcheo vueltabajero subió de tono en el inning de la suerte, cuando regalaron un par de bases con los ángulos congestionados para completar el racimo de tres de los Cocodrilos. En esa entrada el mentor Alfonso Urquiola utilizó cinco lanzadores, dos de ellos debutantes en la Serie. En total fueron 17 los serpentineros utilizados, 11 de ellos por los ganadores, y 48 jugadores, de ellos 27 vueltabajeros. Un verdadero maratón de cambios desde los inicios.

Mañana lunes será día de traslado y el martes se reanudará el play off con el sexto juego y el Victoria de Girón como escenario.

(Fuente: Granma)