20140404114100-f0005692.jpg


5:37:56 a.m.

Parecía que el miércoles, con el Latino a punto de reventar y los Industriales crecidos, Pinar del Río le decía adiós a sus esperanzas de ser los segundos finalistas de la 53 Serie Nacional de Béisbol.

Parecía que el miércoles, con el Latino a punto de reventar y los Industriales crecidos, Pinar del Río le decía adiós a sus esperanzas de ser los segundos finalistas de la 53 Serie Nacional de Béisbol.

Pero los vueltabajeros son duros de pelar. Tienen historia, integran uno de los cuatro grandes de la pelota cubana, de ahí que, lejos de achicarse, sacaron fuerzas de flaquezas para llevarse el triunfo en un peleado quinto juego y mantenerse con vida, ahora con toda la afición de su lado en el Capitán San Luis.

lfonso Urquiola ha tenido que hacer malabares con un pitcheo que no ha respondido como se esperaba. Ya no posee un quinteto de abridores, pues Vladimir García se lesionó y Erlis Casanova está muy distante de la forma que lo anunciaba como un seguro integrante del equipo Cuba. Para colmo de males, Vladimir Baños —un lanzador mundialista— y el zurdo Julio Alfredo Martínez fracasaron en sus respectivas aperturas y solo Yosvani Torres pudo sacar la cara tanto en su parque como en el Coloso del Cerro, donde ganó por primera vez en su carrera. Martínez, sin embargo, realizó un buen relevo de cierre en el quinto desafío.

Lázaro Vargas contó con un buen trabajo de Frank Montieth el pasado sábado, el zurdo Pedro Durán tiró uno de los mejores relevos largos en la historia de las postemporadas y David Mena dejó a sus rivales en una carrera durante seis entradas y un tercio. Así es el béisbol, pues antes de comenzar las hostilidades todos los especialistas ponían en tela de juicio la efectividad del cuerpo de pitcheo industrialista.

Los Leones de Lázaro Vargas batean mucho más que sus oponentes, 300 por 245, les llevan 80 puntos en slugging y anotaron 15 carreras más en estos primeros cinco juegos, 38 por 23. En el pitcheo lo mismo: 3,21 de promedio de carreras limpias permitidas los Azules y 5,49 sus adversarios. Pero los números —siempre muy importantes— no lo dicen todo.

Hoy el box del Capitán San Luis verá de nuevo a Vicyohandri Odelín, un monticulista de experiencia, capaz de mantenerse nueve entradas tirando 132 pelotas, como hizo ante Puerto Rico en la Serie del Caribe. De él se puede esperar lo mejor. Por el lado contrario, Alfonso Urquiola debe de estar reunido con sus asesores para determinar quién abre: ¿Baños o Julio Alfredo? Yosvani ya no puede lanzar y Osmar Carrero salió lesionado en el codo tras su última aparición. Quizás Casanova.

La pregunta del día es, ¿habrá empate o decisión?

(Fuente: Granma /Sigfredo Barrios)