20140327125342-obama-y-francisco-el-papa.jpg


7:50:36 a.m.

 

El papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, comenzaron su reunión de este jueves en Roma con un apretón de manos.

Obama, acompañado por el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Ganswein, fue escoltado en el palacio pontificio por los «gentilhombres» del papa y la Guardia Suiza y una amplia delegación de la que formaba parte también el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry. Francisco recibió a Obama en la Sala del Tronetto, anexa a la Biblioteca Privada, acompañado por Ganswein.

Después pasaron a la Biblioteca privada, donde se sentaron uno frente a otro delante de un escritorio y tras algunos minutos de conversación informal, los fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas abandonaron la Biblioteca Privada y comenzó el coloquio privado, con la ayuda de intérpretes. Obama se presentó muy sonriente y dio las gracias al pontífice argentino, mientras que éste mantuvo un semblante más serio.

Las reuniones con los jefes de Estado y de Gobierno y el pontífice suelen durar una media de 20 minutos y luego se pasa a los saludos de la delegación y el intercambio de regalos. Como al resto de mandatarios, Jorge Bergoglio regalará su primera exhortación apostólica, «Evangelii Gaudium» (La alegría del Evangelio), publicada el pasado 26 de noviembre. Obama está «deseoso» de escuchar al papa

Obama está «deseoso» de escuchar al papa El presidente Obama ya anticipó en una entrevista al diario Corriere della Sera publicada este jueves, que está «deseoso» de escuchar al papa sobre todo en lo que concierne en la lucha por la justicia social y para erradicar la pobreza. Obama adelantó que explicará al pontífice argentino su compromiso por la lucha contra la desigualdad.

(Fuente: 20minutos)