20140317023121-2-charles-bronson.jpg


9:26:54 p.m.

El actor norteamericano Charles Bronson, de 81 años de edad, murió el último sábado como consecuencia de complicaciones de una pulmonía por las que estaba hospitalizado, informaron sus allegados.

Bronson padecía desde dos años atrás del mal del Alzheimer que había afectado gravemente sus funciones vitales y mentales, a punto tal que ya no reconocía ni su propio nombre.

La muerte se produjo en el Cedars-Sinai Medical Center de Los Angeles

El momento del deceso, Bronson estaba acompañado por su esposa, Kim, informó la portavoz de la familia, Lori Jonas.

En los últimos días, y ante el diagnóstico irreversible de su estado, los familiares habían trasladado al «duro de Hollywood» a su casa de Beverly Hills, pero debió ser nuevamente hospitalizado en las últimas horas y ya no volvió a salir del nosocomio.

«Charles me pidió poder morir en su cama, y yo quiero cumplir con su último deseo», había manifestado Kim hace algunos días.

Charles Buchinsky, tal su verdadero nombre, había nacido el 3 de noviembre de 1921 en Ehrenfeld, Pennsylvania, Estados Unidos, en el seno de una familia de inmigrantes lituanos.

Su carrera actoral comenzó en 1953 con «Miss Sadie Thompson» y tras medio centenar de filmes, se cerró en 1999 con Family of Cops III.

De su prolífica carrera se recuerdan especialmente su actuación en «El héroe de la calle», filmada en 1970 y ambientada en Nueva Orleans. El personaje de Paul Kersey, que interpretó en cinco oportunidades —la última de ellas en 1994— fue uno de los íconos de su carrera actoral.

Bronson rodó 97 películas de cine o telefilmes, así como numerosos episodios de series de televisión, casi siempre como rudo vaquero, bandido, soldado, asesino a sueldo o -su especialidad- vengador sanguinario contra malvados criminales.

Tuvo tres hijos: Susan y Tomy (con su primera esposa, Harriet Fendler con quien se casó en 1944) y Zuleika (con su segunda mujer, Jill Ireland con quien se unió en 1968).

Tras la muerte de Jill Ireland en 1990 por un cáncer de mama, lo que le sumió en una profunda depresión, se casó años más tarde con quien le acompañaría hasta su muerte, Kim Weeks.

Tras conocer algo de mundo como tripulante de bombarderos en la Segunda Guerra Mundial, decidió no volver a la pobreza de su ciudad natal y tomó clases nocturnas de declamación e interpretación en el conservatorio de Arte Dramático Pasadena Playhouse.

Animado por el dinero que ganaban los actores, se enroló en diversas compañías de teatro de Pensilvania y California, donde algunos productores le echaron el ojo para telefilmes de acción.

Sus rasgos secos y su voz callosa le permitieron desde 1951 conseguir numerosos papeles secundarios como hombre duro y resuelto, y a finales de los años 60 ya era un clásico secundario en títulos de gran envergadura como Los siete magníficos, The Great Escape (La gran evasión) o Dirty Dozen (Doce del Patíbulo).

(Fuente: Cubadebate)