20140311134408-5123965-fae8ae6988-m.jpeg


8:01:06 a.m. 

Según la Asociación Alemana del Café  los ciudadanos germanos consumen, aproximadamente, 149 litros anuales per cápita de esta bebida, superando, por ejemplo, los registros correspondientes a la ingesta de agua, té o cerveza.

Alemania es el cuarto país que más consume café con 6.4 kilogramos de café crudo, de acuerdo al Euro-monitor de la Asociación Alemana del Café,al tiempo que ocupan la tercera posición en el ranking mundial tan sólo por detrás de Estados Unidos y Brasil, según la web especializada en estilo de vida ecológica Nachhaltigleben.

Finlandia ocupa el primer lugar con 12 kilogramos, en segundo lugar Austria con 9.1 kilos y en el tercer sitio está Suiza con 7.9 kilos.

En quinto lugar está Italia con 5.6 kilos, seguida por Francia con 5.3 kilos de café crudo per cápita. El promedio en la Unión Europea es de 4.8 kilos, sin embargo y pese a su fama, en Turquía solo se consumen 0.6 kilos de café per cápita, por ello se ubica en el lugar número 13 en Europa.

En Alemania se consumieron tan sólo en 2013, un total de dos mil millones de cápsulas de café, de acuerdo con información del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

En el país se han posicionado seis empresas vendedoras de cápsulas de café y café pads: Nespresso, Tchibo, Jacobs, Senseo y las de las cadenas de supermercados de descuento Aldi y Lidl.

El volumen de negocios con las cápsulas de café durante el año pasado fue de seis mil millones de euros, donde la mitad de las ganancias va a parar a Nestlé, el consorcio suizo de la industria alimentaria que produce Nespresso.

El rotativo argumenta que los alemanes han sido «apasionados del café» con un promedio de 150 litros per cápita al año, pero con la aparición de las cápsulas de café, el consumo de la bebida se desató en el país.

Las cápsulas más caras en Alemania son las de Nespresso, cuyo equivalente en cápsulas totaliza 75 euros, cuando un paquete de a kilo de las mejores marcas de café que se pueden conseguir en un supermercado alemán no llegan a costar seis euros.

El equivalente a un kilogramo en la presentación de café-pads es de 25 euros.