20140306142703-criptografia-cuantica.jpg

 

8:17:17 a.m. 

Durante los últimos meses cuando hablamos de seguridad en la red, inmediatamente pensamos en la NSA y por supuesto en su programa de vigilancia PRISM.

Y es que desde que Edward Snowden revelara toda la información acerca del espionaje que las agencias de inteligencia estadounidenses mantienen con, prácticamente, casi todo el mundo, muchos nos cuestionamos las medidas de seguridad que tomamos en nuestros dispositivos, y un buen sistema de criptografía puede ser una buena forma de aislar a los ojos curiosos de nuestros datos privados.

Toshiba asegura estar trabajando en un nuevo sistema de criptografía cuántica, según aseguran, que servirá para proteger los datos e información de cualquier persona, desde un agente secreto de una oficina de inteligencia, un presidente de algún país (para evitar nuevos casos como el espionaje al presidente de México), o cualquier persona que desee privacidad absoluta de sus datos. ¿Acaso alguien no la desea?

Una tecnología prometedora, pero aún en pleno desarrollo. El principal problema, por así decirlo, de las soluciones de seguridad a base de sistemas de criptografía cuántica, es que su desarrollo está aún muy verde. Este tipo de criptografía tiene aún un largo camino por recorrer antes de ser una solución viable (¿comercial?) para todas las personas. Eso sí, cuando esté lista, podría realmente ser impenetrable, al menos en teoría.

La criptografía cuántica, como su nombre lo indica, hace uso de la física cuántica para prometer que la información enviada desde un punto «A» llegue a un punto «B» sin posibilidad de ser interceptada, ni siquiera por la NSA, MI-6, KGB, o cualquier agente secreto de película, o agente externo. La teoría indica que nadie puede interceptar o intentar modificar un sistema cuántico sin perturbarlo, lo que dejaría evidencia clara de la filtración, o quizás destruiría la información en el proceso, algo que es parte de los propósitos de los investigadores de Toshiba.

Esta investigación es bastante costosa, por lo que ciertamente tendremos que esperar un buen tiempo antes de verla como una realidad. Aún así, promete ser una solución realmente segura para la privacidad. Como menciona Andrew Shields, director del grupo de información cuántica en los cuarteles europeos de investigación de Toshiba:

Este tipo de sistemas sencillamente no pueden ser derrotados por ningún tipo de avance en la computación, ni ningún algoritmo matemático o ingeniería complicada. Las leyes de la física no pueden romperse, y esto es lo que ofrece completa seguridad.

Si bien ya hay empresas que ya ofrecen sistemas de seguridad relacionados en parte con la física cuántica, son extremadamente costosos. Lo que desea Toshiba es ofrecer este protocolo a todo mundo, y esperemos que lo logre muy pronto.

(Fuente: alt1040)