20140219032353-che-en-la-escuelita-higuera.jpg


9:19:24 p.m.

Los investigadores cubanos Adys Cupull y Froilán González presentaron en Santa Clara los libros «Con la mirada al sur», que trata la vida del Guerrillero Heroico desde su nacimiento hasta los 25 años de edad, y «Revelaciones: El asesinato del Che en Bolivia». 

El lanzamiento de las obras transcurrió este domingo en la Plaza Comandante Ernesto Che Guevara, donde explicaron que el primer texto es el resultado de la edición boliviana del volumen Ernestito vivo y presente, nombrado así por los pioneros de esta capital provincial. 

También ha sido presentado en varios países latinoamericanos, entre ellos, Argentina, en ocasión del  aniversario 80 del natalicio del Guerrillero Heroico. 

«Revelaciones: El asesinato del Che en Bolivia» constituye una recopilación de testimonios y fuentes de información que no habían dado a conocer por la cercanía de los acontecimientos, aclararon.    

En este libro sacamos a la luz a aquellas personas que nos dieron la información, quiénes nos ayudaron, en qué circunstancias lo hicieron, cómo obtuvimos los archivos de l Ministerios del Interior de Bolivia y el de Relaciones Exteriores, entre otros detalles que nunca se habían revelado, precisó. 

La visita de este matrimonio fue propicia para la proyección de dos documentales, fruto de su trabajo en el Cono Sur: «La muerte no es verdad», que constituye un audiovisual de ocho minutos encauzado por dos de sus hijos, Liván y Leandro, en el que tocan el tema del crimen en Bolivia el nueve  de octubre 1967. 

El segundo material forma parte de una serie de 20 capítulos para la televisión boliviana, en el que resumen la vida de los combatientes de ese país que acompañaron al Che en su campaña al frente del Ejército de Liberación Nacional. 

Al respecto, González recordó que cuando fueron a La Higuera era una zona desolada, los caminos eran angostos. Ahora todo ha cambiado. Ondea la bandera cubana. Allí están los médicos cubanos. De esto trata este pequeño documental, es por eso que la muerte no es verdad porque lo que él quería allí se logró.   

(Fuente: Cubaperiodistas / AIN)