20140202232519-marihuana-uruguay.jpg


5:21:28 p.m.

Los aficionados a su cultivo comenzaron  a recibir sus primeras clases sobre esta planta en los huertos uruguayos, una iniciativa particular derivada del plan oficial que regula la producción y venta de esta droga.

El curso, organizado por la Federación Nacional de Cannabicultores de Urugüay, proporciona además una formación en la reducción de daños para el consumidor de marihuana.

Desde la germinación hasta el cortado y secado de las flores para su posterior consumo, pasando por la definición del sexo de la planta, la fertilización o las posibles plagas que puedan amenazarla, los cursos recorren todos los momentos vitales del cannabis.

La ley urugüaya sobre compraventa y cultivo de marihuana, aprobada el pasado 10 de diciembre y que se encuentra en fase de reglamentación, permitirá el cultivo con fines personales de hasta seis plantas de marihuana, con una cosecha anual de 480 gramos, o la creación de clubes de entre 15 y 49 socios que podrán producir hasta 99 plantas.

Desde su aprobación, entre 40 y 50 personas de edades diversas participaron en las recientes semanas en estos talleres en Montevideo y en el departamento de Florida, a unos 100 kilómetros al norte de la capital uruguaya, la mayor parte de ellas sin experiencia previa en el cultivo del cannabis.

La principal ventaja del autocultivo es que el consumidor sabe  qué está fumando, es consciente del proceso y sabe qué productos le ha echado a la planta.

(Fuente: EFE /paginasiete.bo)