20140202155104-calendario-hoy-1-febrero.jpg

 

9:46:33 a.m.

Con el sabor de la derrota (9 -4) anoche frente a Naranjeros de Hermosillo, México, el Villa Clara, monarca de la 52 temporada de la liga cubana de béisbol, jugará la noche de hoy su segundo juego, esta vez frente a Navegantes, de Venezuela. Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, asistió al evento previo al partido Cuba contra México.  

Los Naranjas de Villa Clara representan a la isla como invitado, lo que significa que sus jugadores no cobrarán premios si ganan el torneo. La presencia de Cuba fue posible luego del absurdo «visto bueno» del Departamento de Estado de Estados Unidos, ante las injustas leyes del embargo económico de ese país contra la isla.

Cuba ganó siete de las primeras 12 ediciones disputadas en este torneo regional, que se disputó por primera vez en la mayor de las Antillas en 1949. Su participación terminó al prohibirse, en 1960,  la práctica del deporte profesional en Cuba.

El béisbol venezolano, ha crecido a lo largo de 50 años. Si Cuba no hubiese dejado la Serie, creo que estaría en mejores condiciones para ganar, pero harán el esfuerzo. Vamos a ver como se comportan los muchachos de Ramón Moré frente a Ramón Hernández, el jugador más valioso de la final venezolana con los Navegantes. Pero cuidado: los cubanos tienen para dar pelea.

En esta Serie del Caribe Magallanes tratará de ganar su tercer título con una novena apuntalada por un solvente cuerpo monticular en el que destaca el cubano Hassan Pena, relevista del año con 12 rescates en 13 oportunidades con 23 ponchados y una efectividad de 2.45.

La ofensiva es una de las dudas del equipo, ya que no contará con los peloteros de Grandes Ligas  Pablo Sandoval, Ronny Cedeño y Alberto Callaspo, entre otros, que fueron claves en la conquista del campeonato venezolano.

La Isla de Margarita es la sexta sede venezolana en albergar el torneo donde participan los campeones del Caribe. También es la segunda vez que organiza el torneo, pues antes lo hizo en 2010.