20140202152607-boxeador4.jpg

 

9:22:42 a.m. 

Vestido como si fuera a participar en un combate y colocado de pie en la esquina de un ring, el cuerpo de un joven boxeador fue velado por familiares y amigos, de acuerdo a una excéntrica y cada vez más popular costumbre en Puerto Rico de mostrar a los «muertos paraos». 

«Él quería que lo velaran así», contó Lilia Amaro, tía del fenecido púgil Christopher «Perrito» Rivera durante el velatorio que se llevó a cabo en el centro comunal del complejo de viviendas protegidas Manuel A. Pérez de San Juan, lugar donde se crió el deportista. 

El cuerpo de Rivera, vestido con guantes azules, zapatillas negras y equipación de boxeador de color negro con detalles amarillos y blancos, fue colocado sobre un cuadrilátero con sogas amarillas y cadenas blancas, para ser mostrado a la comunidad. 

Este particular modo de exponer el cadáver de una persona no es tan extraño en Puerto Rico, donde de vez en cuando los muertos son expuestos al público fuera de sus ataúdes, recreando una escena que puede evocar los principales hobbies del fallecido o incluso las circunstancias en las que murió. 

(Fuente: lapatilla/eju!tv)