20131128025701-interests-section.jpg


 

8:51:38 p.m.

 

Cuba suspendió a partir de hoy los servicios consulares de su Sección de Intereses en Washington, ante la imposibilidad de encontrar un banco que asuma sus cuentas bancarias en razón del bloqueo de Estados Unidos. Una declaración de la Sección de Intereses cubana en la capital estadounidense, explica que se ve forzada a cesar los servicios consulares a pesar de las múltiples gestiones realizadas con el Departamento de Estado y numerosas entidades bancarias. 

Informa además que el pasado 12 de julio recibió la notificación del Banco M&T de no seguir prestando servicios misiones diplomáticas extranjeras. 

M&T dio a la Sección de Intereses de Cuba, y a la Misión Permanente de la isla ante las Naciones Unidas, un plazo limitado para finalizar la relación y encontrar un nuevo banco con el cual operar. 

Según la nota, debido a las restricciones vigentes derivadas de la política de bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno norteamericano contra Cuba, ha sido imposible encontrar otro banco que asuma las cuentas bancarias de las misiones diplomáticas cubanas. 

Por esta razón de fuerza mayor, la Sección de Intereses de Cuba se ve en la obligación de suspender, a partir del 26 de noviembre de 2013, los servicios consulares hasta nuevo aviso, indica el texto. 

Enfatiza que este hecho provocará graves problemas al normal funcionamiento de la Sección de Intereses y de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas. 

Al respecto informó que solamente se atenderán los trámites humanitarios, así como otros de forma limitada. 

Añade que ha reiterado al Departamento de Estado que el gobierno de Estados Unidos tiene la obligación jurídica de garantizar el cumplimiento de convenciones internacionales sobre las facilidades a las misiones diplomáticas y oficinas consulares para el ejercicio de sus funciones. 

También se refiere al acuerdo del 30 de mayo de 1977, que estableció las secciones de intereses en los dos países, en el cual ambas partes reafirmaron su compromiso con la letra de los tratados internacionales que rigen las relaciones diplomáticas y consulares. 

La representación cubana en Washington «lamenta particularmente» las afectaciones que esta situación causará a los ciudadanos cubanos y norteamericanos, debido a la imposibilidad de que la Sección Consular continúe facilitando sus servicios. 

Entre estos están los trámites asociados a la emisión de pasaportes, visas, legalización de documentos y otros. 

Tales afectaciones tendrán consecuencias negativas para las visitas familiares, los intercambios académicos, culturales, educacionales, científicos, deportivos y de otra naturaleza entre Cuba y Estados Unidos.

 

 

(Fuente: contrainjerencia)