20131124130647-rata.jpg


7:04:04 a.m.

 

Unas 30 especies de mamíferos invasores causan hoy importantes daños a la fauna autóctona y a la economía de Cuba. 

Entre las especies reportadas en el archipiélago cubano se encuentran la rata negra, el ratón casero (conocido comúnmente como guayabito), la rata parda, los perros y puercos jíbaros, y la mangosta. 

Se trata de especies no autóctonas introducidas de forma deliberada o casual en diferentes etapas históricas de Cuba, y que lograron establecerse en áreas naturales y urbanas, mostrando un crecimiento incontrolado de sus poblaciones. 

Estos mamíferos, depredadores y transmisores de enfermedades, causan daños de consideración a la biodiversidad al provocar no pocas extinciones de la fauna nativa, y en otros casos la notable disminución del número de ejemplares. 

La rata negra, por  ejemplo, ha contribuido a la desaparición o declinación de distintos tipos de aves marinas y terrestres, en particular aquellas que anidan en el suelo, y en grietas de acantilados y costas rocosas, además de amenazar a varias especies de moluscos cubanos endémicos y en peligro de extinción, como es el caso de las polímitas. 

Este depredador es considerado una de las principales plagas que perjudican el cultivo de la caña de azúcar, el cacao, coco, café, frijoles, tomate, maíz y piña. 

En la actualidad existe una mayor comprensión sobre los retos que plantea la presencia de mamíferos invasores, es necesario diseñar programas más efectivos de control y manejo para mitigar sus impactos y asegurar la supervivencia de valiosos tesoros de la diversidad biológica de Cuba.

 

(Fuente: tiempo21)