20131106040213-laboratorio-de-television-d.jpg


 

05/11/2013 21:59:26 

 

En Cuba, la televisión digital está en fase de ensayo, y ya la prueban 45 mil  miembros de una nueva generación de televidentes. Pero a algunos de ellos tienen decodificador digital roto, sin forma de comprobarlo. ¿Dónde reparar la «cajita»? ¿A quién llamar o culpar?

 

Aunque la mayoría de usuarios tienen sus receptores en perfecto estado, a quienes no le funciona el decodificador han quedado sin televisión digital y sin una solución. ¿Entonces?

La corporación COPEXTEL es la responsable de la reparación de los receptores. La vicepresidenta de esa empresa en La Habana, María Elena Lavandera, asegura que la «cajita» ha «salido» bastante buena y que hay una solución para los equipos que se reporten rotos. El propietario puede llamar en caso de rotura. Si el receptor digital no pueda ser reparando, el taller entregará uno nuevo al cliente.

En muchos casos, no se trata de una avería del equipo. Los problemas se derivan del uso de elementos inadecuados en sustitución de las antenas convencionales. La mayoría de los reportes se producen es por un problema de recepción de la señal, pues las personas tienen cables de teléfono y percheros sirviendo como antena.

Estando la televisión digital en fase experimental, por primera vez en Cuba, es natural que ocurran «tropiezos» de este tipo. Pero es también una lástima que una información tan elemental no estuviera, desde el principio, en manos de los protagonistas del ensayo, que son los televidentes.

 

(Fuente: Cubadebate)