20131027063754-33392.jpg


 

27/10/2013 1:32:11 

 

La salida de Ariel Pestano de la receptoría deja a Yulexis La Rosa como el hombre de la máscara en el Villa Clara. Llegó su hora en el terreno, una hora esperada, más por el tiempo en las sombras que por la oportunidad en sí. La Rosa no necesitó de una titularidad dentro de su provincia, para mostrar su valía fuera de fronteras. Pero desde el 3 de noviembre le toca picar el cake en casa.

 

«Que saliera Pestano me lo tomé como algo normal, llevo 14 años sustituyéndolo. Ahora esto es una responsabilidad mayor porque el tiempo que pasaré alineando también va a ser superior que en temporadas pasadas. Para eso hice una preparación física y mental adecuada.  Ya se verá».

—¿No te pasará factura en lo físico ser titular todo el año?

—No lo creo. Lo que sucedió en otras temporadas fue que empezaba tarde la preparación con el equipo, y arrastraba un entrenamiento diferente con la preselección nacional. Con el Cuba te entrenas para un período corto, pero en la serie regular es a largo plazo y requiere de ejercicios como los que hice esta vez. Mi déficit se debía a eso, ahora, por ejemplo, levanté más pesas, y estoy seguro que mi rendimiento será mejor.

—La norma en el Villa Clara es no sobresalir a la ofensiva. ¿Cómo estás en ese aspecto?

—Hemos hecho lo indicado. No estoy en óptimas condiciones al bate en este momento. Ni yo, ni el resto. Todos tenemos una carga física muy grande, la que debe ir disminuyendo poco a poco, para estar completamente listos. Claro eso depende de cómo asimile cada atleta dichas cargas. Ahora mismo yo no estoy bien.

—Viste los toros desde la barrera, una manera distinta de ser campeón…

—Fue difícil, claro que no se disfruta de la misma forma. En otros años había jugado más en los play off, pero en este salí en una ocasión frente a Cienfuegos solamente. Conecté de hit, así que tuve el astronómico promedio de 1000 (sonríe). Pero lo importante fue que ganamos, eso me puso contento. 

—Esta serie trae cambios en varios aspectos. Dinos cómo asumiste el nuevo pago, los premios individuales, entre otras cosas que implementó la Federación Cubana de Béisbol.

—Es una motivación, sin duda, para entregarse mucho más. He conversado con mis compañeros dentro del equipo, y se comenta mucho esto, se acogió bien la medida. Desde entonces, en lo entrenamientos se nota la diferencia del antes y después.

—Hace uno o dos años, el estelar Alberto Martínez me alertaba que había grandes diferencias entre ustedes (Pestano y tú) y quienes les seguían en esa posición dentro del Villa Clara. ¿Qué crees de eso?

—Javier Fusté y Gherson Morales tienen la capacidad. Son muy jóvenes, es cierto, por lo tanto requieren de más juego. Les hace falta la experiencia, pero como único puedan adquirirla es en el minuto a minuto de un choque de béisbol.

—Guiar al que fue el mejor staff de Cuba la temporada anterior, ¿tarea complicada?

—Los lanzadores son muchachos que uno conoce demasiado bien como para enredarse ahora. Llevamos años trabajando juntos, y lo más importante, existe buena comunicación con todos ellos. Mis expectativas no rayan en lo personal este año. Lo primero es que el equipo pase a la segunda etapa, y creo que consiguiendo buenos números a la defensa y el bateo estaría ayudando a ese objetivo, y después, estar en la final y en la discusión de otro campeonato, y yo viéndolo esta vez desde la acción.

 

(Fuente: Vanguardia / Mayli Estévez)