20131021095954-obras-puerto-mariel.jpg


21/10/2013 3:37:00 

Por Pedro Hernández Soto 

 

El Mariel es un puerto ubicado unos 45 kilómetros al oeste de La Habana. Las obras de ampliación comenzaron en 2011 y deben estar listas en 2014. Con 900 millones de dólares, es la inversión más importante de la isla Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), un ambicioso proyecto en marcha en Cuba que ofrece ventajas a quienes deseen participar con sus inversiones. (Foto)

 

La Habana tiene antiquísimas relaciones con el mercado internacional. Solo piense el lector que aquí se reunían, durante los siglos XVI al XVIII, los barcos que integraban las Flotas de Indias (galeones de mil toneladas de desplazamiento, como máximo, cada uno), unos fuertemente armados con cañones y otros cargados de oro, plata, gemas, especias, cacao, tabaco y otras riquezas llevadas a España desde Centro, Sudamérica y el Caribe.

A principios del siglo XVIII se fortaleció el dominio de la metrópoli española sobre las exportaciones de las colonias. En 1740 se creó la monopolista Real Compañía de Comercio. En el caso cubano se instauró el estanco del tabaco, ante el cual se levantaron protestas que condujeron a la ejecución sumaria de once vegueros, en Santiago de las Vegas, en 1723, y para que sirviera de escarmiento público sus cuerpos sin vida quedaron colgados a la vista pública.

Fueron tiempos de coloniaje, explotación, esclavismo, látigo y cepo, horca y garrote vil, corsarios y piratas, y también de descomposición económica y social: los mercaderes recurrían al contrabando y a la corrupción para evitar pagar el quinto (impuesto del 20 sobre lo transportado). Después se comprobó que las declaraciones al Archivo de Indias sobre mercancías acarreadas, era mucho menor que la realidad.

De entonces acá la actividad mercantil ha evolucionado mucho, muchísimo, hasta un desarrollo insospechado en aquella época. Tan solo un buque del tipo Panamax ronda las 65 000 toneladas y los más grandes estarán entre 150 000 y 170 000 toneladas.

Un proyecto complejo

En la medida en que más leo, aprecio mejor la complejidad del proyecto que ejecutan Cuba y Brasil para la apertura, en enero próximo, de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), con la primera fase del puerto concluida de una inversión que debe concluir totalmente dentro de diez años.

Me llama la atención cómo se cumple una ruta crítica cuando, oportunamente y sin interrupciones, aparece lo necesario para que un plan de esta magnitud no se detenga, cosa que sucede frecuentemente en Cuba.

Me refiero a grandes rasgos a la terminación de objetos de obra; entrada progresiva de fuerzas y medios para la construcción de estos ; llegada de importantes elementos de infraestructura; contratación de una reconocida empresa, la PSA International —con magníficos resultados en similares empeños anteriores— para administrar el puerto; oficialización de reglamentos imprescindibles para crear aparatos administrativos que ordenen las autorizaciones y fiscalicen lo que le concierne sobre las inversiones en la zona y las gestiones comerciales  en la ZDEM; facilidades a los inversionistas; y, además, a la designación de personal especializado de los Organismos de la Administración Central del Estado para asesorar y apoyar.

Si bien la meta inmediata para la primera etapa, está bastante adelantada, lo cierto es que solo queda un trimestre para completarla. Al parecer ya están fundidos los primeros 700 metros del espigón y se adelanta el área de contenedores.

Una obra grandiosa

La obra que dará lugar a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel es grandiosa y se inscribe en un escenario de comercio marítimo internacional en el que los contenedores TEU (estandarizados) tienen 20 pies (6,1 m) de largo y 8 pies (2,44 m) de ancho (adicionalmente, existe uno con el mismo ancho pero con el doble de largo, es decir 40 pies (12,2 m); barcos Panamax, que pueden utilizar las capacidades actuales del Canal de Panamá; Post Panamax, capaces de cargar más de 10 mil contenedores TEU, con 17 hileras de contenedores a lo ancho del buque; y Ultra Post Panamax, eslora de 366 metros, manga de 51 y calado de más de 15, con las más recientes órdenes de construcción de hasta 18 000 TEU’s.

Se necesitan puertos con dimensiones y recursos capaces de servir a tales monumentos de la navegación usando grúas clase Suez o similares, que miden 271 pies de alto, con capacidad para atender naves con hasta 26 hileras de contenedores a su ancho y también las Rubber Tires Gantry (RTG), grúas de pórtico sobre neumáticos que poseen una base de anchura fija o graduable, de asombrosas capacidades de carga y velocidades de trabajo; camiones rastra enormes, idóneos para transportar tales contenedores; programación informática de todas sus operaciones y otras maravillas de la modernidad. 

Otras obras de ampliación en Latinoamérica

A propósito de todo esto, echemos un vistazo a unas pocas obras de ampliación —en ejecución— de algunas instalaciones en América, en consonancia con el incremento del uso de estos ciclópeos medios del comercio marítimo. Solo citaré el nombre de la instalación, el monto de las inversiones y alguna otra información importante:

  • Canal de Panamá. Ampliación para la navegación de los Ultra Post Panamá. El costo aproximado según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) será de 5 250 millones de dólares. Ya el contrato está firmado y pagado pero algunas voces dudan de la utilidad de sus nuevas dimensiones. Se pretende inaugurar la ampliación el 15 de agosto de 2014, fecha en que se conmemorará el primer centenario del Canal de Panamá.
  • Puerto de Virginia, Estados Unidos Puertos Se Preparan para Post Panamax. Está invirtiendo 45 millones de dólares para comprar un total de ocho grúas clase Suez y otras pequeñas obras para atender la demanda futura.
  • Puerto de Savannah, Georgia, Estados Unidos. Gasto de 23 millones de dólares. Ampliará a más de 9 800 pies sus muelles y pretende ser la instalación portuaria más grande de contenedores en la costa este de EE.UU. El estado de Georgia ha incentivado de modo agresivo el establecimiento de centros de distribución.
  • Puerto de Nueva York y Nueva Jersey, Estados Unidos. El más grande de la costa este del país. Está invirtiendo 1 200 millones de dólares en profundizar su canal de navegación y otras facilidades.
  • Mariel, Cuba. Cerca de  900 millones de dólares. Comienzo de su explotación en enero de 2014, antes de la terminación de las ampliaciones del Canal de Panamá.

Mientras otros países de Centro y Sur América y el Caribe también discuten y trabajan por integrarse este cinturón comercial circum ecuatorial o preparar condiciones para aceptar tales cargueros.

La batalla cubana

La batalla cubana, pienso, está en sus comienzos. Las venideras etapas de la ZDEM serán más complejas. A partir de su puesta en explotación coincidirán cinco actividades fundamentales y complicadas, en un proyecto calculado en diez años de duración:

1. Terminación de las capacidades del puerto en sí, y sus áreas de recepción y distribución;

2. Ampliación de las redes de servicios;

3. Ponerlo todo en marcha y operarlo con eficiencia;

4.  Realizar con rapidez y calidad las importantes tareas de la Oficina Especial de Desarrollo del Mariel.

5. Construir las maquiladoras y demás obras de la ZEDM.

Y todo esto será a la vez, simultáneo.